• Miércoles, 20 de Junio de 2018

Vilanova compra un bajo embargado a los Charlines para el archivo municipal

El Concello de Vilanova está cerrando la compra de un local de 700 metros cuadrados ubicado en As Sinas y embargado hace años al clan de los Charlines para reubicar allí.

Vilanova compra un bajo embargado a los Charlines para el archivo municipal
Durán y Morgade en el bajo cuya venta se cerrará en unos días por 70.000 euros | gonzalo salgado
Durán y Morgade en el bajo cuya venta se cerrará en unos días por 70.000 euros | gonzalo salgado

El Concello de Vilanova está cerrando la compra de un local de 700 metros cuadrados ubicado en As Sinas y embargado hace años al clan de los Charlines para reubicar allí, entre otros servicios, el archivo municipal, devolviendo el espacio que ocupa actualmente en el mercado municipal a esta actividad. La adquisición se hará efectiva en unos días por 70.000 euros, con fondos procedentes del Plan Concellos de la Diputación, y la arquitecta elaborará ahora un proyecto constructivo para habilitar el local, actualmente en cemento y sin divisiones. 

El alcalde, Gonzalo Durán, y la concejala de Urbanismo, Nuria Morgade, visitaron ayer las instalaciones con la técnica municipal. El regidor avanzó que también han hecho una oferta de 20.000 euros por otros 200 metros cuadrados de la misma planta y, del mismo origen, es decir, bienes procedentes del narcotráfico y decomisados por orden de la Audiencia Nacional en su día. 
No es la primera vez que el Concello vilanovés realiza una operación de este estilo. En 2010 ganó la subasta por la joya de la corona del patrimonio de los Charlines con una oferta de algo más de un millón de euros: el Pazo de Vista Real. Durán no recordaba ayer con exactitud si el local pertenece al mismo paquete de bienes decomisados a esta familia que la Agencia Tributaria puso a la venta hace ocho años, pero fue cuando se produjo la última gran venta pública en bloque de parte de su enorme patrimonio (había naves, edificios, locales, etc.).

Legalización
El bajo comercial está ubicado en un edificio construido hace más de dos décadas frente a la playa de As Sinas  por esta familia, y el Concello se encargaba de su cuidado a petición de la administración central. Durán defendió que se trata de una “buena oportunidad” porque el precio es “inmejorable”. La compra se hará por 70.000 euros del Plan Concellos de 2018 y están a la espera del resultado de la oferta hecha por otra parte, de 200 metros y anexa. El alcalde también explicó que el inmueble tuvo que legalizarse hace años. 
El gobierno local firmará la compra ante notario en unos días y ocupará los 700 metros cuadrados ya comprometidos con diferentes servicios municipales que están estudiando. Con todo, ya es seguro que se trasladará el archivo municipal que actualmente está encima del mercado, que recuperará ese espacio, una vez liberado. 
En cuanto a los plazos, todavía falta redactar el proyecto para habilitar las instalaciones. De hecho, el regidor no se atrevió a dar una fecha concreta y concluyó destacando que este bien pase a tener ahora “un uso más legítimo”.