Sábado 15.12.2018

Vilanova exhibe el patrimonio cultural e histórico de Cálago ante la mirada de decenas de vecinos

Decenas de ojos de curiosos tuvieron ayer la posibilidad de conocer como vivían sus ancestros en la zona de O Salnés. Lo hicieron en Cálago, a pie de yacimiento, y en la última visita guiada organizada antes de proceder al entierro de los restos encontrados para garantizar su conservación

La última visita guiada a Cálago tuvo lugar ayer | mónica ferreirós
La última visita guiada a Cálago tuvo lugar ayer | mónica ferreirós

. Vecinos de todas las edades estuvieron atentos a las explicaciones y pudieron conocer de primera mano las evidencias de la actividad que, antaño, existía ya en Vilanova.
Y es que en este municipio de O Salnés sabían que parte de su historia estaba bajo tierra y que los tesoros todavía estaban por descubrir cuando empezó esta última fase de la excavación. Y tanto. De hecho esta última semana salían a la luz nuevas estructuras y también piezas de cerámica y restos de tejas que dan buena cuenta de como era la vida de aquellos vilanoveses.
Durante la visita guiada se dio buena cuenta no solo de los restos que se encontraron, sino también de la importancia ratificada que Vilanova tenía ya constatada en códices y mapas del siglo VIII.
Las sorpresas bajo tierra
Cabe recordar que fue precisamente estos últimos días cuando se dio cuenta de algunos de los hallazgos encontrados en esta última fase de excavación. La mayor sorpresa fue haber encontrado dos objetos de bronce. Uno de ellos todavía no se sabe exactamente para qué era y qué utilidad tenía. El otro es una pulsera, con la forma típica del torque, que será analizada ahora por ojos expertos para determinar también qué significado tienen los grabados que posee.
Lo que quedó claro en la visita guiada de ayer es que todavía queda historia por descubrir. De hecho el propio alcalde de Vilanova, Gonzalo Durán, anunciaba hace unos días que habrá una tercera fase de excavación que tendrá lugar, previsiblemente, en el próximo verano. Aunque las últimas incursiones que se habían hecho en Cálago a pie de la torre que lleva su mismo nombre no habían sido demasiado fructuosas para los arqueólogos los restos encontrados en esta fase han dado ánimos para seguir explorando en las profundidades. Las zonas excavadas serán tratadas ahora de forma diferente. Algunos puntos serán enterrados para evitar que sean deformados. En otros puntos se echará lo que se conoce como geotextil para poder continuar en verano. l

Comentarios