Miércoles 20.03.2019

La aparición de dos tejas romanas precipita una excavación en Cálago

El alcalde de Vilanova, Gonzalo Durán, anunció ayer que el Concello tiene previsto realizar una excavación arqueológica en el entorno del histórico campanario de Cálago, emblema del escudo de la localidad.

El entorno del famoso campanario guarda construcciones de varios periodos desde hace 2.000 años	d.a.
El entorno del famoso campanario guarda construcciones de varios periodos desde hace 2.000 años d.a.

El alcalde de Vilanova, Gonzalo Durán, anunció ayer que el Concello tiene previsto realizar una excavación arqueológica en el entorno del histórico campanario de Cálago, emblema del escudo de la localidad.
La idea era un viejo proyecto que en los últimos meses se estaba intentando concretar, solicitando los necesarios permisos a los titulares de los terrenos, pero que más recientemente ha sido respaldado por un hallazgo que el regidor tildó de “sorprendente”. El mal tiempo produjo un pequeño movimiento de tierras y dejó al descubierto unos restos cerámicos que un vecino encontró y que presentó en el Concello. Un arqueólogo indicó que se trataría de tégulas o tejas romanas, según comunicó el primer edil.
El hallazgo supone la revisión  histórica del yacimiento con una posible ocupación entre los siglos II y VII, desde la desaparición del castro celta hasta la construcción del célebre monasterio. Es posible, indicó el regidor, que las tejas fueran utilizadas en el propio edificio religioso, pero el arqueólogo opina que, en todo caso, sería como material reutilizado, formando parte originariamente de una construcción romana.
Por ello, el alcalde considera que la prospección arqueológica se hace si cabe más atractiva y ayudará a impulsar nuevos contenidos culturales y turísticos en el entorno. Se espera solicitar fondos a la Diputación y conseguir las necesarias autorizaciones patrimoniales en los próximos meses.

en la ruta espiritual
Durán recordó que Vilanova se sitúa al final de la Variante Espiritual del Camino Xacobeo, así llamada por unir varios monasterios como el de Poio, Pontevedra y A Armenteira. Ahora se intentará poner en valor lo que queda del de Cálago, para seguir sumando atractivos.

Comentarios