jueves 12.12.2019

VILANOVA - El Remonte remonta pese al mal tiempo

Viento en popa, a pesar del mal tiempo. La ruta marítima de la Variante Espiritual, también conocida como Remonte del Ulla, sigue aumentando el interés de los peregrinos. Ayer un grupo de unos 200, procedentes de Portugal, embarcaron en un catamarán frente a la Estación Marítima de Vilanova para completar el único Camino Xacobeo marítimo, el que emula el viaje que, según la tradición, siguieron los restos del Apóstol Santiago hacia lo que hoy es Compostela.

Parte de la comitiva durante la espera por un catamarán, junto a la Estación Marítima
Parte de la comitiva durante la espera por un catamarán, junto a la Estación Marítima

Viento en popa, a pesar del mal tiempo. La ruta marítima de la Variante Espiritual, también conocida como Remonte del Ulla, sigue aumentando el interés de los peregrinos. Ayer un grupo de unos 200, procedentes de Portugal, embarcaron en un catamarán frente a la Estación Marítima de Vilanova para completar el único Camino Xacobeo marítimo, el que emula el viaje que, según la tradición, siguieron los restos del Apóstol Santiago hacia lo que hoy es Compostela.
Una parte más pequeña de la comitiva decidió permanecer en la villa, para comer en la localidad y en su I Festa do Porco ao Espeto, incluida en la también nueva Feria Medieval, eventos para los que el tiempo no acompañó.

crecimiento
La lluvia no echó por tierra, no obstante, ni este ni el resto de los cada vez más frecuentes viajes de romeros que cada año incrementan el flujo de visitantes a la Variante del Camino Portugués que cruza la comarca. 
El presidente en funciones de la Mancomunidade, Gonzalo Durán, indicaba este fin de semana que si el Camino Portugués crece a un ritmo anual del 10 %, el tramo saliniense lo hace duplicando registros cada doce meses.  Esto es posible porque en cifras absolutas una dista aún mucho de la otra, pero los romeros en la comarca se cuentan ya por miles. Tanto que ha sido necesario crear otro albergue de peregrinos en uno de los puntos de paso (A Armenteira, Meis) y comenzar a pensar en ampliar el vilanovés.

Comentarios