Vilanova renueva bombeos de más de treinta años para erradicar los vertidos en la zona de A Braña

Ubicación donde se obró, donde los técnicos de Espina&Delfín terminaron las labores técnicas estos días | cedida
|

Vilanova comienza a ejecutar actuaciones para corregir las deficiencias detectadas en la auditoría efectuada sobre el estado del saneamiento en el término municipal. El alcalde, Gonzalo Durán, anunció ayer la conclusión del proceso de renovación de los bombeos existentes en la zona de A Braña. El coste fue de unos 20.000 euros, con unas mejoras serán rápidamente evidentes. El proyecto ha permitido renovar unas bombas que tenían ya más de treinta años de funcionamiento, se encontraban desgastadas y eran poco eficientes, lo que se traducía en vertidos al mar en este entorno.


Las obras permitieron reforzar el sistema cambiando las viejas bombas impulsoras por otras nuevas, pero, además, también más potentes que las de origen. Además, se han colocado dos, instalándolas para un funcionamiento en sistema alterno. De este modo, “si una falla, funcionará la otra”, explicó el primer edil, con lo que se minimiza aún más el riesgo de sufrir posibles vertidos de fecales al litoral.


Son buenas noticias, valoró ayer el popular, tanto para el medio ambiente en general, como para los bancos marisqueros del entorno. También para la calidad de las aguas de baño. Normalmente acostumbran a pasar los análisis con nota de excelente, pero el regidor confía en que todavía puedan mejorar más, lo que será también positivo de cara al turismo en temporada alta.


Más actuaciones, en proyecto

El alcalde señaló que, ejecutada esta actuación, el Ayuntamiento “ha cumplido su parte” en el compromiso asumido en Pleno de realizar los ajustes y reparaciones necesarias en la red de alcantarillado municipal.

Quedan otros objetivos y puntos donde actuar, pero el primer edil señala que son ya acciones bajo competencia de la Xunta de Galicia. Una de estas actuaciones es de mucho mayor calado y ya fue anunciada en fechas recientes.


Se trata de la mejora del saneamiento hacia Cambados, en un proyecto compartido con aquel municipio vecino y que también permitirá construir una senda litoral que conecte a través de un paseo ambas localidades.


La inversión prevista será de alrededor de un millón de euros y, actualmente, el expediente se encuentra en exposición pública. No sin cierta polémica, ya que Gañemos Vilanova ha denunciado lo que considera “falta de transparencia” en este proyecto, ya que en su opinión no se habría divulgado lo suficiente ni facilitado su consulta a la ciudadanía en genera, pese a conllevar actuaciones de calado, como la creación de un tanque de tormentas.


En cualquier caso, Durán confía en una pronta conclusión de los trámites pendientes y estimó ayer que la puesta en marcha de estos trabajos pueda darse en unos “dos o tres meses”.


Quedará aún otra actuación pendiente, como es la renovación de los bombeos existentes en la zona del club de jubilados, en el casco urbano.


El alcalde destacó que Vilanova se mete de lleno en la puesta a punto de su saneamiento, una red de más de dos décadas, mientras señala que hay ayuntamientos donde aún están instalando alcantarillado por vez primera.

Vilanova renueva bombeos de más de treinta años para erradicar los vertidos en la zona de A Braña