Vilanova supera el año de demora en sus pagos y se acerca a la retención de fondos

El grupo de Javier Dios pide recortar los sueldos del ejecutivo y personal de confianza
|

El PSOE de Vilanova denunció ayer vía comunicado un nuevo incremento del periodo medio de pago a proveedores del Concello. Los socialistas señalan que, pese a que el máximo legal es el de satisfacer las obligaciones con las empresas proveedoras en un mes, el Ayuntamiento acumula un periodo medio de pago de 391 días, por encima de los 360 del último dato conocido hasta ahora.


Ante la deriva en este indicador económico, el Ministerio de Hacienda comunicó al Ayuntamiento el “incumprimento reiterado” del plan de ajuste y del periodo medio de pago, “esixindo a adopción de medidas que permitan a súa corrección”, explican desde el PSOE.


Así, el Ministerio recuerda la obligación de la Corporación de cumplir con el plan de ajuste aprobado, “que se está ignorando constantemente”, pero también exige nuevas medidas correctoras. La intervención municipal advierte además de que en caso de no cumplirse estas acciones, la administración estatal podría retener recursos de financiación. Esto es “grave”, analiza el PSOE, porque “podería significar o peche de servizos básicos obrigatorios no Concello”.


Por todo ello, el grupo que lidera Javier Dios opina que existe una “falla de interese do alcalde de Vilanova e do seu grupo para mellorar a situación económica do Concello”. El ayuntamiento saliniense, lamentan, es “un dos máis endebedados de Galicia e presumiblemente o que peor paga aos seus proveedores”.


Pero los socialistas critican también que “lonxe de mellorar a situación económica e a ‘fama’ ben gañada de Concello pufeiro, vemos como trimestre a trimestre, cada vez que se da conta ao Pleno”, subrayan, “o periodo de pago increméntase cada vez máis”.


El PSOE plantea el freno al “despilfarro”, comenzando por la reducción del salarios del gobierno y personal de confianza que rondarían, calculan, los 600.000 euros al año. Por ello, piden recortes en el suelo del alcalde, la reducción del equipo de confianza y una mejor gestión.

Vilanova supera el año de demora en sus pagos y se acerca a la retención de fondos