jueves 17.10.2019

Vilanova tramita una reordenación urbanística para San Roque do Monte

La propuesta ya superó el trámite ambiental y dividirá el actual suelo de núcleo rural en dos zonas diferenciadas
Uno de los planos de la actuación sobre la zona propuesta | xunta
Uno de los planos de la actuación sobre la zona propuesta | xunta

El Concello de Vilanova tramita una reordenación urbanística en la zona de San Roque do Monte. Se trata de la llamada modificación puntual número 22, que pretende alterar las normas subsidiarias que rigen el urbanismo en la localidad en ausencia de un Plan Xeral, para cambiar la normativa en este lugar. La propuesta ha superado ya el trámite medioambiental en la Xunta de Galicia ya que, tras un periodo de consultas y exposición pública, se decidió no someter el proyecto al más largo trámite de evaluación ambiental estratégico. 

Según el expediente, el asentamiento de San Roque do Monte sobre el que se prevé actuar forma actualmente parte de un “continuo indiferenciado” de suelo de núcleo rural integrado por varios asentamientos.

La propuesta es delimitar de forma individual el núcleo rural, estableciendo una ordenación mucho más detallada. Así, se clasificará como suelo de núcleo rural una superficie de 198.013 metros cuadrados, en la que se diferenciará un área de tipología tradicional y otra común. Esto supondrá redactar dos ordenanzas urbanísticas diferentes, para cada tipo. Y también ampliar el actual suelo de núcleo rural con dos áreas situadas al noroeste y suroeste, clasificadas ahora como “área de tolerancia” o “suelo no urbanizable de protección común”. Finalmente, se realizarán “pequenos axustes do perímetro no nordeste e sueste para axustarse ao parcelario”. 

Mandatos 
Con todo, durante las consultas en varios organismos por los que ya ha pasado el borrador del plan se han apuntado recomendaciones y mandatos al Ayuntamiento para que enmiende la documentación facilitada. 

El borrador inicial recogía tres elementos patrimoniales para su incorporación al Inventario de Bienes de Patrimonio Cultural de Galicia, como son la capilla y su cruceiro, una casa solariega y un hórreo. Sin embargo, la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural añade que debe realizarse una “prospección exahustiva do ámbito co obxecto de analizar as súas edificacións, estrutura e elementos que a definen”, a fin de poder identificar, de ser el caso, otros “bens con valores merededores de protección”. La Dirección Xeral de Ordenación do Territorio e Urbanismo y la Axencia Galega de Infraestruturas realizaron otras aportaciones menores y el Instituto de Estudos do Territorio y la Dirección Xeral de Pesca dieron su visto bueno sin más trámites.

Comentarios