viernes 22.11.2019

Viticultores de Rías Baixas reclaman 30 millones de euros por la uva de 2011

El problema de los impagos de la uva de 2011 en la Denominación de Origen Rías Baixas ya tiene cifra. En concreto, 30 millones de euros aunque es una cantidad estimativa, según Roberto Rivas, presidente de la Asociación Galega de Viticultura

recolecta de uva en la comarca de o salnés	gonzalo salgado
recolecta de uva en la comarca de o salnés gonzalo salgado

El problema de los impagos de la uva de 2011 en la Denominación de Origen Rías Baixas ya tiene cifra. En concreto, 30 millones de euros aunque es una cantidad estimativa, según Roberto Rivas, presidente de la Asociación Galega de Viticultura, que la semana pasada se reunió en Ribadumia con algunos de los afectados de O Salnés, para informar de los pasos dados para solucionar este problema que, según otras fuentes, afecta a más de un centenar.

bodegas sin liquidez

Según ha podido saber esta asociación, integrada en la Federación Rural Galega (Fruga), existen negociaciones con la administración para la articulación de una vía de financiación de las bodegas morosas, de tal modo que obtengan liquidez suficiente para saldar sus deudas con los agricultores. Y es que “trátase dun problema de liquidez das adegas, tampouco é a quebra de Rías Baixas, aínda que está preto”, reconoció Rivas.

El presidente y viticultor de O Salnés indicó que la situación de la industria viene dada porque los bancos no conceden créditos y una cosecha tan abundante como fue la de 2011, “que fixo que baixara a botella de viño”. No obstante, considera que el viticultor no puede ser el primero en pagar las consecuencias porque segura que “é o último en cobrar”, apuntó. De hecho, si bien reconoce que el retraso en el pago de las uvas no es extraño, cobrando el viticultor a un año vista por su trabajo, la situación actual nunca fue tan grave. Hasta el punto de que “corremos o risco de empezar a perder plantaciones” de pequeños productores, apuntó, sobre todo, en referencia a personas que iban cubriendo costes con otros sueldos de la unidad familiar que ahora, o se ha visto reducidos a uno y han de destinarse al sustento de sus miembros, o han desaparecido.

Con todo, cree que se debe optar por la vía del diálogo y que la administración debe tomar cartas en el asunto, sobre todo, en los casos de impagos donde se firmó un contrato homologado de compra de venta de uva porque “se algo tiña é a garantía da administración, é a súa obriga facer unha labor de arbitraxe entre adegas e viticultores”. No obstante, también piden soluciones para el resto.

exigencias de afectados

Tanto de su asamblea en Ribadumia como de las mantenidas en las subzonas de O Rosal y Condado, donde también hay afectados, extrajeron algunas peticiones. Rivas destacó algunas como que la administración articule su apoyo a las bodegas de tal modo que se garantice que su único destino será el pago del fruto, así como que las firmas que se acojan, se comprometan a firmar contratos homologados para la próxima campaña, pues consideran que es el único modo de garantizar un pago justo por el trabajo del agricultor. De hecho, si no hay salida no descartan tomar medidas de presión.

Del mismo modo, el presidente volvió a insistir en la necesidad de mantener los rendimientos, aún en años de grandes cosechas, porque “da estabilidade” al sector.

Comentarios