sábado 26/9/20

La Xunta pone como ejemplo al colegio de San Tomé para un curso “seguro”

La conselleira de Educación, Carmen Pomar, visitó el centro para verificar su protocolo de organización
El centro reorganizó las aulas y regulará el uso de los baños con semáforos | G. Salgado
El centro reorganizó las aulas y regulará el uso de los baños con semáforos | G. Salgado

El CEIP de San Tomé de Cambados ha elaborado un plan de contigencia para planificar como se desarrollará el curso escolar garantizando todas las garantías de seguridad que servirá de ejemplo para otros centro escolares que estén desarrollando su protocolo anticovid. Así lo destacó ayer la conselleira de Educación, Universidade e Formación Profesional, Carmen Pomar, durante su visita al centro educativo cambadés para comprobar “in situ” el plan organizativo que está llevando a cabo el equipo directivo del colegio para preparar el inicio del curso escolar, que previsiblemente, comenzará el próximo 10 de septiembre, si las condiciones sanitarias lo permiten.

La propuesta del colegio San Tomé, está creada de acuerdo al Protocolo de adaptación ao contexto da covid 19 nos centros de Ensino non Universitario de Galicia para o curso 2020-2021, elaborado por las Consellerías de Educación y de Sanidade, teniendo en cuenta todas las medidas establecidas. Sin embargo, tal y como resaltó Carmen Pomar, “o centro soubo combinar as recomendacións sanitarias mantendo a súa filosofía pedagóxica basada na interacción social e unha aprendizaxe cooperativa”. 

Y para ello, el equipo directivo y docente del centro cambadés ha establecido cambios en las aulas con una colocación de las mesas que permite crear grupos estables de convivencia y mantener las distancias de seguridad entre los alumnos, además habrá material escolar para el uso de cada grupo, que será desinfectado tras su uso, y también tendrán material propio. El uso de los baños estará regulado por semáforos que indicarán si están ocupados o no y en los pasillos se ha puesto señalización y bandas de separación para controlar los tránsitos y evitar aglomeraciones. Los alumnos deberán utilizar las mascarillas en todo momento, salvo cuando estén sentados en sus mesas, y se establecerán turnos horarios para las entradas y salidas del colegio así como para el disfrute del recreo en el patio, donde cada grupo tendrá un espacio asignado.

Una unidad más y el comedor
La conselleira de Educación informó también de que se ampliará una unidad de tercero de primaria, que se ubicará en la biblioteca y anunció que en los próximos días se procederá a formalizar el acuerdo con el Concello de Cambados para proceder a la licitación de las obras para el nuevo comedor escolar el centro que podría comenzar a funcionar el año que viene, a través de la Anpa, si las condiciones sanitarias lo permiten. La inversión asciende a 120.000 euros que serán asumidos en partes iguales por las administraciones autonómica y local. 

Colaboración de los concellos 
Sobre las quejas de los concellos que reclaman mayor ayuda de la Xunta para afrontar la limpieza de los centros escolares, Carmen Pomar apeló a la “colaboración” de las administraciones para que “os nenos poidan ir ao colexio” y pidió “un esfuerzo” en el próximo curso dadas las circunstancias. Para ello, hizo referencia a los remanentes de tesorería de los ayuntamientos, “antes de que vaian a parar ás arcas do Estado, é moito máis importante que os concellos sexan quen de axudar ás súas comunidades educativas e aos seus veciños”.

Comentarios