lunes 09.12.2019

La Xunta prevé construir la nueva tubería de agua para O Grove en 2019

Augas de Galicia trasladó ayer a la Mancomunidade do Salnés que el proyecto de la nueva tubería de suministro de agua de O Grove estará terminado para firmar un convenio de colaboración a finales de año y poder empezar las obras en 2019.

Vista de la estación depuradora de aguas de la Mancomunidade do Salnés | gonzalo salgado
Vista de la estación depuradora de aguas de la Mancomunidade do Salnés | gonzalo salgado

Augas de Galicia trasladó ayer a la Mancomunidade do Salnés que el proyecto de la nueva tubería de suministro de agua de O Grove estará terminado para firmar un convenio de colaboración a finales de año y poder empezar las obras en 2019. La inversión prevista rondará los 1,5 millones de euros y servirá para sustituir la actual canalización que discurre bajo el mar y corre serio peligro de sufrir una avería, lo que dejaría a casi toda la localidad meca directamente sin agua potable.
El presidente comarcal, Gonzalo Durán, y el gerente, José Ramón García Guinarte, salieron bastante satisfechos de la reunión porque vieron que el ente público ha dado “pasos de verdad” para avanzar en los proyectos más urgentes para O Salnés. Para empezar, los Orzamentos de 2019 incluirán una partida para la nueva tubería.

10 millones diarios
El otro es la ampliación de la planta depuradora de aguas (ETAP) que suministra a la práctica totalidad de la comarca, pero tendrá que esperar algo más. La Xunta está buscando vías de financiación y priorizará la canalización de O Grove, por expresa petición de la Mancomunidade. “La ETAP va aguantando y, en caso de avería, aún podemos hacer restricciones de consumo, pero con la tubería de O Grove no nos podemos arriesgar a una rotura porque no habría solución”, explicó el gerente comarcal. Y es que, en verano, la época de mayor consumo, la villa meca consume un tercio del agua utilizada en O Salnés. Traducido en cifras, serían unos 10 millones de metros cúbicos diarios de los 30 que habitualmente gasta la comarca.
O Grove consigue agua de estas instalaciones, ubicadas en Treviscoso (Vilanova), mediante una tubería que, al llegar a Vilalonga, discurre bajo el mar. Aunque todavía no ha habido problemas, corre serio peligro de que sufra una rotura. “Se instaló a finales de los 80 y su periodo de vida útil está a punto de caducar y a mayores, está sumergida”, detalló Ramón García Guinarte.
Augas de Galicia espera tener un convenio a finales de año para financiar este proyecto, que incluirá otras mejoras en el municipio, como en San Vicente. Todavía no hay presupuesto cerrado, pero puede rondar más de millón y medio. El objetivo es que los trabajos comiencen el año que viene.
En cuanto a la ETAP, cuya primera fase sería la construcción de un depósito de 30.000 metros cúbicos para evitar cortes de suministro en caso de avería, la Mancomunidade do Salnés redactará un proyecto sobre esta estructura y lo remitirá a Augas para intentar agilizarlo (ya tiene los terrenos a disposición).
La entidad supramunicipal lleva años pidiendo a la administración autonómica esta obra. Ha realizado mejoras en la ETAP, pero asegura que es fundamental sumar un nuevo depósito al actual. Además, en cada época estival, ya toman medidas preventivas como que Sanxenxo se suministre en un 70% de Pontevedra para así evitar la saturación del sistema. l

Comentarios