sábado 20.07.2019

La Xunta reclamará 500.000 euros a O Grove por gestionar la EDAR un año

El gobierno gallego prorroga la intervención de la depuradora porque el Concello sigue sin hacerse cargo 

Imagen de archivo de las obras de la EDAR de O Grove
Imagen de archivo de las obras de la EDAR de O Grove

El Consello de la Xunta autorizó ayer la prórroga durante un año de la intervención de la gestión depuradora de aguas residuales (EDAR) de O Grove al no hacerse cargo el gobierno local. Con todo, le pasará el gasto, que ascenderá a casi medio millón de euros. 

El pasado 13 de junio, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, informó de la asunción temporal de la gestión por parte de Augas de Galicia para “garantizar la continuidad del servicio” debido a la “desatención” del ejecutivo local. Ahora, el gobierno autonómico ha decidido prolongar 12 meses esta intervención, con un coste de casi 496.000 euros, que serán repercutidos al Ayuntamiento.

Fuentes del Ejecutivo de Feijóo, apuntan que aplica el artículo de la ley de aguas de Galicia ante el riesgo de contaminación que supone la desatención ante el riesgo existente para la calidad de aguas de la ría de Arousa. En todo caso, esta intervención del servicio quedaría terminada anticipadamente en el momento en el que el municipio ejercite sus competencias y se haga cargo de la gestión y explotación de la EDAR, siempre según las mismas fuentes.

Historial
Tras la ejecución de la EDAR de O Grove por parte de la Xunta en 2015, tras un inversión de casi siete millones de euros, el contratista de las obras asumió su puesta en servicio y explotación durante un periodo de pruebas. Acabado este plazo, Augas de Galicia empezó las actuaciones necesarias para hacer efectiva la entrega de estas instalaciones al ayuntamiento, el pasado 1 de mayo. Sin embargo, durante el periodo de transición, la corporación local mantuvo una “total inactividad”, según denuncia la Xunta.

El Gobierno gallego remarcó ayer que en el año 2007 el Ayuntamiento de O Grove solicitó la colaboración de la Xunta para ejecutar las obras de la nueva depuradora, con el compromiso de asumir la titularidad de las instalaciones una vez terminada la actuación. 

Sin embargo, desde el gobierno local, presidido por el socialista José Antonio Cacabelos, viene defendiendo que el periodo de transición no había finalizado, pero sobre todo, que consideran que debe ser la administración autonómica quien se haga cargo de los gastos de gestión de la estación de tratamiento de aguas residuales. Se basó en recientes inspecciones realizadas por técnicos municipales y de empresas especializadas quienes desaconsejaban hacerse cargo de ella porque no cumple las exigencias mínimas, al ser incapaz, según el regidor, de asumir el crecimiento poblacional que registra el ayuntamiento meco en la temporada de verano.

Comentarios