jueves 26/11/20

La Xunta refuerza la seguridad vial de ciclistas en la Ruta do Sol con nueva señalización

La Consellería de Infraestruturas procede a la colocación de 30 indicadores en los 48 kilómetros de la ruta
La delegada territorial visitó el tramo de la ruta en A Lanzada | D.A.
La delegada territorial visitó el tramo de la ruta en A Lanzada | D.A.

La Xunta de Galicia, a través de la Consellería de Infraestructuras e Mobilidade, está señalizando la “Ruta do Sol”, una ruta ciclista protegida de casi 50 kilómetros que discurre por los concellos de O Grove, Sanxenxo, Poio y Pontevedra. La actuación se enmarca en el Plan de Seguridade Viaria de la Xunta que pretende potenciar los indicadores en una decena de recorridos de toda la comunidad con un importe total de 220.451 euros.

La delegada territorial de la Xunta en Pontevedra, Luisa Piñeiro, acudió ayer hasta el entorno de A Lanzada, en el Concello de Sanxenxo, para supervisar la fase final de esta mejora, que estará terminada en los próximos días, acompañada del jefe territorial de Infraestructuras, José Luis Díez, y de María Deza y Daniel  Arosa en representación del gobierno local.

La representante autonómica concretó que este refuerzo de la señalización de las rutas responde al interés del Gobierno gallego en “aumentar la seguridad, con un incremento cualitativo y cuantitativo de los indicadores, en rutas como ésta, que son muy empleadas por los ciclistas deportivos, con los que tenemos que adaptar las medidas de prevención, ya que circulan a mayor velocidad que los aficionados pero tienen la misma vulnerabilidad frente a los vehículos”.

Puesta en valor de la ruta
Por su parte, desde el gobierno local, María Deza señaló que “agradecemos á Consellería de Infraestruturas esta actuación que axuda a poñer en valor unha ruta ciclista, a Ruta do Sol, moi transitada e de gran beleza paisaxística. Con esta nova sinalización incrementarase a seguridade dos ciclistas que a diario percorren a ruta”, destaca el gobierno local.

Esta senda ciclista protegida va a ser de las primeras en quedar finalizada de toda Galicia y su configuración consiste en la instalación de 30 indicadores, 14 señales y 16 paneles de grandes dimensiones, en los que a lo largo de sus 48,3 kilómetros de longitud, se advierte de la presencia habitual de ciclistas y de la necesidad de extremar las precauciones en la circulación. “Estos traballos completan a humanización realizada ao longo da PO-308 que foi, sen dúbida, unha actuación clave para o tránsito seguro de peóns e deportistas por toda a senda dende A Lanzada ata Portonovo”, incidió María Deza.

Comentarios