Miércoles 19.06.2019

El PSOE retira las denuncias contra Bello Maneiro tras la derrota electoral

Ferreirós anuncia un parón político mientras el alcalde, tras lograr otra vez la absoluta, la acusa de “oposición rastreira”

Bello Maneiro critica la campaña “sucia” de los socialistas |
Bello Maneiro critica la campaña “sucia” de los socialistas |

Los resultados electorales en Valga, que otorgan una nueva mayoría absoluta al PP de José María Bello Maneiro, tienen una inesperada repercusión en el panorama judicial. Y es que, tras una derrota en las urnas y con un concejal menos que en 2015, los socialistas encabezados por María Ferreirós han decidido retirar la demanda interpuesta al gobierno local por los Presupuestos de 2017 y no seguir adelante con el contencioso por las comisiones de coordinación.

Así lo comunicó la portavoz socialista en su perfil de Facebook, donde también anuncia que “nos vindeiros meses non farei traballo de oposición” ya que considera que “debo dar un paso atrás, reflexionar e recuperar o tempo coa miña familia”. Queda la duda de si estas palabras significan una dimisión, ya que el contacto telefónico con María Ferreirós fue imposible para este medio, pese a diversos intentos.


“Os resultados do PSOE non son bos nen os esperados”, asegura Ferreirós en su perfil de la red social, en el que incide en que “os veciños e veciñas de Valga non valoraron o traballo, esforzo e ganas que durante estes catro anos puxemos”.


Distinta opinión tiene el ganador de las elecciones en Valga. José María Bello Maneiro reconoce que el último mandato “foi o máis duro” pero “non por complexidades na cesión do Concello, senón pola oposición rastreira, de política sucia e envenenada que tivemos que soportar”.


Bello Maneiro acoge el nuevo mandato con “orgullo” y considera que los vecinos de Valga “deixaron claro que non lles gusta esa forma de facer política”, en referencia al PSOE, a los que acusa de provocar que “fillos de concelleiros do PP tiveron que escoitar dos seus compañeiros no colexio que os seis pais eran uns ladróns e roubaban no Concello”.
Asimismo, el popular también responde a Ferreirós que “os socialistas de Valga non teñen nada que retirar”. Recuerda en este sentido que un recurso idéntico a los Presupuestos de 2017, interpuesto por el Colexio de Secretarios e Interventores de Pontevedra, ya fue desestimado.
Sobre las comisiones de coordinación, Bello Maneiro incide también en que fue archivada por la Audiencia Provincial en sentencia firme. Ferreirós había anunciado su intención de seguir por la vía administrativa, pero ahora rectifica.

Órdago del BNG en Caldas
El PSOE de Caldas anuncia que en breve iniciará los contactos para una negociación que Juan Manuel Rey entiende que es “obrigada”, tras perder la mayoría absoluta. El socialista asegura que los resultados fueron “bos”, pero no todo lo deseado. Su intención es “seguir gobernando”, pero también admite que “iso fácil non vai ser nunca”. Además, felicitó al resto de candidatos por sus “bos resultados”.

Rey iniciará en breve el diálogo con el resto de fuerzas políticas y su principal opositor, Fernando Pérez, entiende que debe ser el socialista el primero en dar el paso, al ser la fuerza más votada. El PP se quedó a 172 votos de obtener escaño y su candidato, aunque satisfecho con una mayoría que le dan una ventaja clara en el casco urbano, es consciente de la necesidad de analizar los escasos apoyos en las parroquias.

Pérez destaca también la recuperación de la entidad menor Arcos da Condesa para el Partido Popular. Satisfecho también está el número uno del BNG, Manuel Fariña, tras conseguir “os mellores resultados dos últimos vinte anos”. Tras doblar representación y ganar más de 200 votos, los nacionalistas lanzan un órdago y aseguran que no facilitarán la investidura ni de Rey ni de Pérez. “Apostamos por un goberno do BNG”, sentencia Fariña.


La otra duda electoral en Ulla Umia está en Catoira, tras perder el PSOE la mayoría absoluta. Solo el candidato del PP, Iván Caamaño, hizo una valoración de unos resultados que son “os mellores en 22 anos” para la formación conservadora. “A comarca xa non é tan vermella”, asegura Caamaño, que incide en que “a xente non quixo maiorías” y se muestra dispuesto a “falar con todos, PSOE e BNG. Aquí estamos”.

Comentarios