jueves 24.10.2019

Varela eleva al PSOE a una mayoría histórica y el PP de Gallego se hunde

Los socialistas logran mejor resultado en número de ediles que Javier Gago en 1999. Los populares se caen hasta apenas 4.000 votos. La confluencia de En Común se desploma a 1. El BNG pierde 1 y Ciudadanos y Marea irrumpen en Ravella.

Varela eleva al PSOE a una mayoría histórica y el PP de Gallego se hunde

Histórica victoria socialista en Vilagarcía. Los cuatro años de gobierno del equipo de Alberto Varela convencieron a los vecinos de la capital arousana. Con el 100 % de los votos escrutados el PSOE consigue sumar 8.642 votos (2.421 más que hace cuatro años) y alcanza 12 ediles en la Corporación de Ravella. Una cifra que también había logrado el exalcalde de la formación del puño y de la rosa, Javier Gago, que logró más de 9.400 votos en los comicios de 1.999 y obtuvo también 12 concejales.


      El triunfo de Alberto Varela sabía ayer a gloria y a auténtica decepción en la sede del Partido Popular, ubicada a escasos metros de la Casa do Pobo en la calle Castelao. El alcaldable conservador, Alfonso Gallego, empeoró los resultados de Tomás Fole hace cuatro años y sumó en las elecciones de ayer 4.170 votos (1.168 menos que en 2015) quedándose con 5 ediles en la Corporación en este próximo mandato. 
El descalabro del resto de la izquierda fue importante. El BNG de Lucía César Veloso se convirtió en la tercera fuerza con 1.436 votos manteniendo el tipo respecto al número de votantes obtenidos hace cuatro años, pero solo la cabeza de lista ocupará su sillón en el hemiciclo. De hecho se quedó a tan solo 5 votos del segundo concejal.


El gran fracaso de los comicios llegó a la sede de Esquerda Unida en donde se reunieron los miembros de la confluencia de izquierdas que concurrió con el nombre de En Común. La candidatura liderada por Jesús López no convenció y se queda con un único concejal y con el apoyo de 1.217 electores, por debajo de los nacionalistas.
Las elecciones municipales también traen a Ravella nuevas formaciones con presencia en la Corporación. Así pues irrumpe Marea da Vila con 1.130 votos y María de la O Fernández tendrá su silla en el hemiciclo. También Ciudadanos, que con sus 922 votos tendrá a su cabeza de lista, David Oliveira, en la Corporación a partir del 15 de junio. Por su parte ni Vox, que se presentaba por primera vez a las elecciones municipales con Diego Bravo de líder, ni tampoco el Upyd de José Luis Álvarez que apenas rascó 72 votos.


Lo cierto es que la euforia era enorme ayer en la sede socialista en contraste con la decepción y las caras que se percibían en las casas del resto de los partidos. El alcalde, Alberto Varela, y el secretario xeral de la Agrupación Socialista, Miro Serén, siguieron de cerca los resultados por mesas en uno de los despachos de la Casa do Pobo. Desde el minuto uno del recuento los socialistas percibieron la tendencia al alza en los resultados y la sensación de que podía lograrse la mayoría se respiraba en una sede repleta de militantes. Fue al filo del 80 % del recuento cuando Varela salió a hacer sus valoraciones con 11 concejales seguros y a gritos de “alcalde, alcalde”. Minutos después, y ya con el 100 % del escrutinio completado, la alegría todavía sería mayor al lograr el concejal número 12 que ya es histórico para el socialismo en la capital arousana.


En la sede del PP había caras largas y ojos vidriosos y muchos menos militantes de los que la sede conservadora acostumbra a reunir en estos comicios. En Común también se mostraba decepcionado y el BNG empujó hasta el último momento por el segundo en una sede con ambiente. Ciudadanos se coló en la Corporación en el último minuto y Marea da Vila celebró su concejal.

Comentarios