lunes 25.05.2020

El año 2019 acaba con un mínimo histórico de 1.098 víctimas en carretera, un 7,8% menos que en 2018

Las vías secundarias reducen su siniestralidad pero aumentan las muertes entre los ciclistas
El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, durante la presentación del balance de siniestralidad vial | (EFE)
El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, durante la presentación del balance de siniestralidad vial | (EFE)

El año 2019 finalizó con 1.098 fallecidos en carretera, una cifra que, como ya preveía la Dirección General de Tráfico (DGT), supone el mínimo histórico de víctimas mortales en esta materia, así como la primera vez en la historia desde que hay registros que se cierra un año sin víctimas en autocar en vías interurbanas.

Así lo anunció el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande Marlaska, durante la rueda de prensa del balance de Seguridad Vial.

El titular del Interior señaló que los 1.098 fallecidos en accidente de Tráfico el año pasado son 90 menos que el año anterior, es decir, un 7,6% menos. También bajan los heridos en estos siniestros, que pasan de los 4.569 de 2018 a los 4.395 que se han contabilizado en 2019 (un 3,8% menos).

En cuanto a las causas de esta mejoría en las cifras, Grande Marlaska dio “importancia” a la bajada de fallecidos durante los meses de verano (46 menos que en 2018), que durante 37 días del año pasado se contabilizaron 0 fallecidos y que la siniestralidad en vías secundarias descendió un 9,5% –pasando de 884 en 2018 a 800 en 2019–. El ministro recordó que este último dato “siempre había supuesto un porcentaje importante en la cifra final de muertes” anuales en carretera.

En este sentido, destacó la incidencia “determinante” y “positiva” de la reducción de la velocidad máxima de 100 a 90 kilómetros por hora en estas carreteras. Según explicó, en aquellos tramos donde se aplicó esta nueva medida se redujeron las víctimas en un 9%, mientras que aquellos en los que la velocidad máxima ya estaba limitada a 90 kilómetros por hora, bajó un 2%.

Franjas de edad

Durante su intervención, el ministro también puso el foco en otras cifras, como que las franjas de edad que más siniestralidad registraron son las de entre 45 y 54 años y la de 65 o más, que las salidas de vía sigue siendo la principal causa de muerte en carretera (432 del total) y que mientras se va reduciendo la cifra de víctimas que viajaban en turismo –de 598 en 2018 a 505 en 2019–, aumentaron los muertos considerados del colectivo vulnerable.

Tal y como indicó Grande Marlaska, de los 1.098 fallecidos, 420 forman parte de este colectivo y, aunque los peatones fallecidos se redujesen en 22, sumando un total de 115 víctimas; se contabilizaron 40 muertes de ciclistas (cuatro más que el año anterior) y 264 de usuarios de motocicleta, que son 47 más que en 2018.

Este último dato preocupa espacialmente al ministro, quien recordó que su departamento prepara para este año varias medidas destinadas de forma específica a estos usuarios. En concreto, se refirió a su intención de promocionar el airbag para motoristas y los cursos de conducción segura, así como actuar en tramos de alta siniestralidad.

Tal y como señaló, ya se fijaron 100 de estos en los que se “trabajará de forma efectiva y directa” sobre la “adecuación de infraestructuras, regulación y mayor control. Sobre este colectivo, la DGT también ha destacado que 11 de ellos no llevaban casco. l

Comentarios