lunes 01.06.2020

Bárbara Lennie afirma que irá allá donde haya buenas películas

La actriz española Bárbara Lennie, que hoy recibe en el Festival de Cine Gems de Miami un premio por su trayectoria, está dispuesta a ir “allá donde haya buenas películas”, pero Hollywood no es su “obsesión".

Bárbara Lennie afirma que irá 
allá donde haya buenas películas

La actriz española Bárbara Lennie, que hoy recibe en el Festival de Cine Gems de Miami un premio por su trayectoria, está dispuesta a ir “allá donde haya buenas películas”, pero Hollywood no es su “obsesión”, según dice a Efe.
Horas antes de recibir el premio Precious Gem (Gema Preciosa), Lennie, nacida en España de familia argentina, bromea en una entrevista sobre los galardones que está recibiendo por su, según sus palabras, “supuesta trayectoria”, como este de Miami y otro que le entregaron recientemente en el Festival de Toulouse (Francia).
“Me suena a persona mayor”, a “alguien que se está retirando”, pero es “un gran honor”, subraya la actriz, quien actúa en dos de las 19 películas que forman parte del festival Gems, que es una suerte de adelanto de lo que se verá en la próxima edición del Miami Film Festival (MFF) el próximo marzo.
La actriz madrileña es la protagonista de “Petra”, sexta película de Jaime Rosales, y además forma parte del elenco de “Todos lo saben”, el filme que el iraní Asghar Farhadi, ganador del Óscar a la Mejor Película Extranjera en dos ocasiones, rodó en España con Penélope Cruz, Javier Bardem y Ricardo Darín como protagonistas.
Si tuviera que elegir entre estas dos películas no le sería fácil, pese a que en “Petra” tuvo “más posibilidades de contar la historia”, de “desarrollarse como actriz”, dice con sinceridad.
Participar en “Todos lo saben” fue una “experiencia vital alucinante, me costaría elegir”, agrega.
Pero, dice Lennie, acompañar a “Petra”, una tragedia en la que Rosales se plantea para qué “sirve el arte, cómo nos acompaña en nuestra vida”, a la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes y en su recorrido por otros certámenes es “muy lindo”.
A sus 34 años Lennie ha hecho cine, teatro y televisión y ha ganado premios, entre ellos el Goya a la mejor actriz en 2015 en “Magic Girl”, pero “todo está por venir”, incluidas las ofertas que ha recibido después de asistir a Cannes, según dice.
Aunque está “contenta” por cómo le “están yendo las cosas”, “por curiosidad, por seguir creciendo”, le gustaría ir a “un montón de sitios” del mundo del cine que todavía no ha explorado, desde películas de terror hasta una “gran historia de amor”.
La actriz se declara un “desastre” como espectadora de películas de terror, le dan “mucho miedo”, pero las ve, dice, porque vive con una chica de 14 años.
La actriz está en pareja con el fotógrafo Diego Póstigo y viven con las dos hijas que él tuvo de su matrimonio con la ya fallecida actriz, modelo y cantante Bimba Bosé, según han contado ellos mismos a los medios.
En ese “todo está por venir” con el que Lennie describe la carrera que tiene por delante está incluido ir “allá donde haya buenas películas”, en Estados Unidos, Europa o América Latina.
Aunque no le diría “no” a trabajar en Estados Unidos, no es una “súper meta” para ella. “No me obsesiona” Hollywood, señala esta actriz que ha trabajado con directores como los españoles Pedro Almodóvar, Imanol Uribe, Emilio Martínez Lázaro, Montxo Armendariz y el argentino Diego Lerman, entre otros muchos.
El filme de este último “Una especie de familia”, en el que Lennie tiene un papel protagonista, ganó este año el Gran Premio del Jurado a Mejor Película en el Festival de Cine de Miami, organizado, al igual que Gens, por el Miami Dade College.
Lennie, cuyos padres son argentinos, tiene a toda su familia, salvo a ellos, en el país latinoamericano, y los extraña “muchísimo”, porque hace “un año y nueve meses” que no ha estado en Buenos Aires.
Sobre la situación actual en Argentina, afirma que es un “momento muy delicado”, con “una crisis espantosa” que parece “un eterno retorno” al “abismo”.
A Lennie le “da mucha pena” y lamenta el “desastre” en el que están la cultura y particularmente el cine en ese país por falta de financiación y de apoyo estatal”, señala.
A su juicio, la esperanza está en que, al igual que en la crisis abierta en 2002, el cine argentino saque fuerzas y cobre impulso, porque ahora está “apagaducho”.
Lennie elogia un cine, el argentino, “mucho más viajado que el español, al margen de las tres o cuatro excepciones”. “Tienen una habilidad increíble para exportar sus propias narrativas, son muy inteligentes para eso” y tienen “miradas súper interesantes”.

Comentarios