lunes 30/11/20

España cuenta con 283 ensayos clínicos contra el cáncer de mama

Al año, se realizan cerca de 33.000 nuevos diagnósticos en nuestro país de este tipo de dolencias
Una paciente durante la realización de una mamografía en el hospital Quirónsalud de Córdoba | ep
Una paciente durante la realización de una mamografía en el hospital Quirónsalud de Córdoba | ep

El Registro Español de Estudios Clínicos (REEC) tiene contabilizados 283 ensayos para cáncer de mama, de los que un tercio se encuentran en fase III y la mayoría está promovido por farmacéuticas.

Lo asegura Farmaindustria en su web, en la que recuerda que este cáncer junto a los de colon y recto son los más frecuentes en España, según los datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) que estima que este año se contabilizarán cerca de 33.000 nuevos diagnósticos de tumores de mama.

En el Día Mundial, la patronal farmacéutica destaca que los avances en la investigación, el acceso a la innovación y la llegada de los anticuerpos monoclonales y su combinación, así como la inmunoterapia han permitido que los índices de supervivencia en pacientes con cáncer de mama se sitúen en un 86%.

Fármacos experimentales

A día de hoy son más de un centenar los fármacos que se encuentran en alguna de las fases clínicas del proceso, según Farmaindistria que cita a la patronal americana Phrma, lo que quiere decir que casi supone un 10% de los 1.100 medicamentos y vacunas actualmente en desarrollo para combatir el cáncer.

En España, el REEC, que depende de la Agencia de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), recoge 283 ensayos en marcha, en su mayoría promovidos por empresas farmacéuticas. Un tercio de los 283 está ya en la fase III del proceso de I+D.

Según Farmaindustria, uno de los hitos “más significativos” de los últimos años en la investigación “ha sido el conocimiento de la heterogeneidad del cáncer de mama, que engloba tres enfermedades distintas”: tumores hormonosensibles, definidos por receptores hormonales positivos/HER2-negativo; tumores con sobreexpresión de HER2, y tumores triple negativos, definidos por la ausencia de expresión de receptores hormonales y HER2.

Explica que los anticuerpos monoclonales, la inmunoterapia y la aparición de nuevos biológicos están produciendo “cambios significativos en la evolución de la enfermedad”. Además, logran retrasar el uso de la quimioterapia cuando la enfermedad está en fase avanzada, “lo que implica un beneficio significativo en la calidad de vida de las pacientes”. Por último, destaca el papel de la medicina personalizada.

Comentarios