miércoles 11.12.2019

El fuerte viento impide controlar los fuegos que asolan Toledo y Madrid

Los incendios de Tarragona y Ávila tenían, a última hora de ayer, mejores perspectivas sobre su estabilización

Las llamas arrasaron unas 6.000 hectáreas en tarragona/ 2.-El foco de Madrid seguía activo
Las llamas arrasaron unas 6.000 hectáreas en tarragona/ 2.-El foco de Madrid seguía activo

El calor y el viento dificultan el control del incendio que afecta a la Comunidad de Madrid y la provincia de Toledo, mientras que en Tarragona, al cierre de esta edición, los bomberos confiaban en dar por controlado durante la noche el fuego. Por otra parte, mejoró la situación de los incendios activos en Ávila, que podrían haber sido provocados.

El fuego, que desde este pasado viernes se extiende por Almorox (Toledo) y las localidades madrileñas de Cadalso de los Vidrios y Cenicientos, obligó a cortar tramos de cuatro carreteras madrileñas (la M-541, M-542, M-507 y M-546) y a evacuar a unas 40 personas de la urbanización Alberche del Encinar, que se unen a las del camping de Cadalso.

La delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Paz García Vera, señaló que el incendio llevaba arrasadas 4.000 hectáreas y que no podían contar con controlar el fuego durante la noche, debido al calor y a la intensidad del viento.

La cifra de superficie arrasada por las llamas fue, no obstante, rebajada por Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid, que calcula en 2.700 las hectáreas calcinadas hasta última hora de ayer.

“Me gustaría decir que en el día de hoy pudiera ser controlado pero todo parece indicar que va a ser materialmente imposible que el fuego se controle”, aseguraba García Vera, tras visitar el punto de control del operativo.

Lo mismo opinaba el presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, que acudió al centro de control del incendio, en Cenicientos, donde aseguró que es “materialmente imposible” que el fuego fuera controlado ayer por su virulencia y por estar “partido en dos flancos”.

La Comunidad de Madrid activó el nivel 2 del plan de emergencias contra incendios y en la zona trabajan cerca de 500 efectivos, además de 14 medios aéreos, entre ellos tres hidroaviones.

Castilla y León

En Castilla y León, el consejero en funciones de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, dijo que cree que detrás de los incendios, que aún continuaban activos a última hora de ayer en Ávila, está “la mano del hombre”.

Suárez-Quiñones avanzó, durante la tarde de ayer, que uno de los fuegos de la provincia de Ávila se prendió “voluntaria, intencionada y criminalmente”,

La Junta rebajó el nivel de peligrosidad de los incendios en los municipios abulenses de El Arenal, Gavilanes y Pedro Bernardo, todos ellos situados en la vertiente sur de la sierra de Gredos.

Las previsiones apuntan a que la superficie afectada por el incendio estará por encima de las 500 hectáreas y cientos de vecinos de Pedro Bernardo guardaron un minuto de silencio, tras asistir a la lectura de un manifiesto en el que plasmaron su “indignación” por el “desamparo y abandono institucional” ante el incendio.

La encargada de dar lectura al texto en representación de los colectivos de la localidad fue Marta Hernández, de la Asociación Cultural “Siempreviva”, que señaló que “el operativo de la Junta no funcionó bien, porque no entra en servicio hasta el 1 de julio”.

“Somos la única comunidad autónoma que no ha contratado a los medios de extinción autonómicos antes del 1 de julio, a pesar de las advertencias de la ola de calor en toda España y el consecuente alto riesgo de incendios forestales, como sí han hecho el resto” de autonomías, criticó Hernández.

Cataluña

Por otra parte, los bomberos confiaban en dar por controlado durante la noche el incendio que se declaró el miércoles en la Ribera d’Ebre (Tarragona) y las Administraciones trabajan en un plan de choque para relanzar una zona en la que ardieron unas 6.000 hectáreas.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, prometió ayer ese “plan de choque” que pretenden concretar el próximo sábado para paliar los daños del incendio y agradeció la labor “heroica” de los equipos de emergencia, que evitaron que el fuego alcanzara las 20.000 hectáreas quemadas.

Los bomberos también lograron estabilizar un incendio de vegetación agrícola que se declaró ayer en Talavera (Lleida), tras quemar unas 40 hectáreas.

Solucionados

Por su parte, en Cartagena (Murcia), unos 80 efectivos contraincendios y 4 helicópteros lograron controlar en unas cuatro horas un incendio forestal declarado en la tarde de ayer en la zona de El Parrillar, en la diputación de Los Puertos.

En la ciudad de Toledo quedó controlado a las 08.34 horas de la jornada de ayer el incendio forestal iniciado el viernes en las afueras de la capital, tras quemar unas 1.600 hectáreas.

Comentarios