domingo 17.11.2019

El Instituto Nacional de Estadística seguirá los movimientos de los teléfonos móviles para un estudio

El organismo oficial pagará medio millón a las operadoras para obtener datos “anonimizados” de sus clientes
Una joven mira la pantalla de su teléfono móvil | aec
Una joven mira la pantalla de su teléfono móvil | aec

El Instituto Nacional de Estadística (INE) pagará medio millón de euros a las mayores operadoras móviles por datos que le permitan estudiar pautas de desplazamiento de los españoles por ocho días, algo que despertó ciertas suspicacias pese a que las compañías dicen que respeta plenamente la legalidad.

Según consta en la plataforma de contratación del sector público, el INE abonará 163.615,86 euros a Telefónica por el servicio de elaboración de información agregada y “anonimizada” sobre la movilidad de la población a partir de datos de posicionamiento de teléfonos móviles de sus clientes.

Vodafone y Orange

Vodafone recibirá 150.000 euros por los datos de sus clientes y Orange 185.000 euros, según los expedientes de licitación de unos servicios que prestan las plataformas de gestión masiva de datos de cada una de las operadoras.

El objetivo, informó ayer el INE, es analizar los desplazamientos durante cuatro días laborales de noviembre, del 18 al 21; un domingo, el 24 de noviembre; un festivo, el 25 de diciembre; y dos días de verano, el 20 de julio y 15 de agosto, también festivo.

División del territorio

El INE únicamente recibirá información sobre cuántos dispositivos hay en cada “celda” en que la que se dividió el territorio nacional, sin que las operadoras ofrezcan información alguna sobre de qué números se trata o de quiénes son los titulares.

Las operadoras implicadas también han querido aclarar que la cesión de estos datos no vulnera la legislación vigente, ya que están “altamente agregados” (resumidos), en palabras de Telefónica.

“Esta información está totalmente “anonimanizada”, de forma que no se puede rastrear si un número se desplaza de un lugar a otro, por ejemplo”, explicó a Efe un portavoz de Vodafone, que lleva cerca de año y medio recopilando estos datos. “Únicamente cuenta el número de dispositivos conectados en cada celda en un momento determinado”.

Esta información es recopilada habitualmente por las plataformas de las operadoras generalmente para estudiar el grado de saturación que alcanza cada tramo de la red.

Además, se la ofrecen por ejemplo a ayuntamientos para que se hagan una idea del patrón de desplazamiento de los habitantes y, en función de ello, modificar la oferta de transportes o de otros servicios públicos.

Vodafone –que dice ser “muy escrupulosa” con el “respeto a la privacidad de los datos” de sus clientes– recuerda que cualquier usuario puede acceder a su aplicación y desactivar los permisos para que se recaben sus datos.

Telefónica, que también insiste en que “la privacidad de los datos individuales de nuestros clientes es de máxima prioridad”, aclara que los datos “no contienen registros individualizados vinculados a personas físicas, no siendo posible su identificación”.

Protección de datos

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) indicó que pidió al INE información sobre los protocolos establecidos con las operadoras para la utilización

de los datos.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advirtió ayer de que la localización de un teléfono móvil es ya de por sí un dato personal, según el Reglamento General de Protección de Datos, por lo que el hecho de que los datos sean “anonimizados” no sería suficiente y habría que garantizar que “se estudian de forma agregada”.

Comentarios