lunes 26.08.2019

Requisitos obligatorios para las procesadoras de alimentos

 

La seguridad alimentaria contempla distintos análisis y uso de tecnología avanzada para evaluar si los productos que compran los usuarios cumplen con las normas de higiene y si contienen los nutrientes indicados en sus etiquetas.

 

Requisitos obligatorios para las procesadoras de alimentos

La seguridad alimentaria contempla distintos análisis y uso de tecnología avanzada para evaluar si los productos que compran los usuarios cumplen con las normas de higiene y si contienen los nutrientes indicados en sus etiquetas.

 A continuación se mostrarán algunos de los factores que evalúan los bioanalistas, farmacéuticos y nutricionistas para determinar si un alimento puede ser consumido o no.

Seguridad y calidad de los alimentos

Cada país contempla los reglamentos que deben cumplir con las normas internacionales de higiene, salubridad y nutrición. Para más información se encuentran disponibles todos los manuales de dietética, registro sanitario para hoteles y restaurantes, así como la prevención de enfermedades.  

Nutrición y Dietética

Esta disciplina científica es la encargada de evaluar el menú de la familia, si su rotación y frecuencia son las ideales. Así como también si contienen los micronutrientes y macronutrientes, acorde a la talla, peso y masa muscular de los pacientes.

 Los nutricionistas también estudian cómo adaptar el tipo de alimentación más saludable para las personas con condiciones físicas específicas como diabetes, hipertensión y celiaquía.

 Es importante señalar que este tipo de estudios no solamente van dirigidos para curar enfermedades, sino para enseñar a las personas a alimentarse de una manera más equilibrada como una práctica de salud preventiva.

Registro Sanitario

En España, las normativas en seguridad alimentaria son emitidas y supervisadas por la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), organismo del Ministerio de Sanidad.

 Esta institución exige ciertos requisitos descritos en el Real Decreto 191/2011 para otorgar a las empresas de fabricación de alimentos, restaurantes y hostales su registro sanitario, que certifica que los productos son fabricados de manera segura, higiénica y saludable para los comensales.

 Este certificado es de uso obligatorio por parte de todas las empresas de alimentos del país y valida que pueden comercializar sus productos en las comunidades autónomas.

 Con el fin de proteger la salud de los españoles, este organismo realiza inspecciones de forma constante para verificar el cumplimiento de las normas de seguridad y salud.

 A través de la página oficial de Aecosan, se puede comprobar si un establecimiento de expedición de alimentos, posee su registro actualizado.

APPCC o programa de Autocontrol

Otros requisitos obligatorios son los Análisis de Puntos de Peligro y control Crítico, que deben deben presentar las pymes, hoteles, restaurantes, frutería, carnicería y supermercados, que comercializan con alimentos frescos o procesados, con el propósito de proteger a los consumidores de intoxicaciones.

 Para el cumplimiento de este requisito, los empresarios deben formar a su personal en la correcta manipulación de los alimentos, controlar la higienización, el mantenimiento y conservación de los productos en óptimas condiciones, desinfectar todas las áreas, conocer cuáles son los posibles alérgenos, revisar la temperatura adecuada, contar con el debido control de plagas y garantizar la trazabilidad de todos los alimentos desde el proveedor inicial hasta el cliente.   

 Los directivos deben estar atentos a cada uno de estos detalles y dotar a sus empleados de todas las herramientas de aseo, desinfección y correcto mantenimiento de su lugar de trabajo. Especialmente, hacer conciencia de que se trata de la salud de todos

Análisis microbiológicos de superficies

El orden y la limpieza son dos pilares de la salubridad que se le entrega al consumidor final. Para garantizar que ningún alimento se contamine con ninguna de las superficies en la que es preparado, hay varias acciones de higiene y desinfección contra bacterias, virus, hongos y alérgenos.

 Los profesionales recolectan muestras de las superficies como tablas de cortes, envases, mesas, picadoras, sierras y demás implementos de cocina y las analizan para comprobar que no existe ningún riesgo de intoxicación.

 Durante el entrenamiento, los cocineros reciben cursos de formación de manipulación de alimentos y de desinfección previa, durante y posterior. De esta manera, se garantiza que los platos servidos tengan un sabor agradable y que además sean seguros.

Normas para la preparación y conservación de alimentos

La Organización Mundial de la Salud recomiendan estas prácticas de higiene y seguridad con el fin de prevenir intoxicaciones y enfermedades que se transmiten vía oral.

  • Lavarse las manos antes de preparar la comida.

  • Los preparadores deben cuidar el aseo de sus manos mientras cortan y cocinan los alimentos.

  • Desinfectar con jabón los implementos y utensilios que se van a utilizar en la preparación.

  • Alejar los alimentos de moscas y roedores.

  • Si se va a recalentar una comida, hacerlo por encima de los 70º.

  • Descongelar los alimentos en la nevera.

  • Verificar las fechas de caducidad de los productos.

  • Cocinar a temperaturas superiores de 70º, especialmente si se trata de carnes.

  • Evitar dejar los alimentos en temperatura ambiente.

  • Recogerse el cabello.

  • Evitar hablar cerca de los alimentos.

  • Hervir el agua para su consumo.

  • Lavar las frutas y verduras con agua potable.

Todas estas sugerencias deben realizarse en casa y en los establecimientos en donde se venden alimentos, en busca de proteger la vida y la salud de todos. Es mejor prevenir que lamentar.

Comentarios