sábado 19.10.2019

Galicia supera su temperatura máxima histórica después de que Arbo alcanzase ayer los 42,9 grados

 

MeteoGalicia preveía ayer que esta primera semana de agosto la comunidad gallega alcanzaría temperaturas que se acercarían a los valores máximos históricos, los 42,2 que se registraron en octubre de 1990.

 

Un grupo de bañistas refrescándose ayer en la zona fluvial del río Miño y las termas de A Chavasqueira (Ourense) | efe
Un grupo de bañistas refrescándose ayer en la zona fluvial del río Miño y las termas de A Chavasqueira (Ourense) | efe

MeteoGalicia preveía ayer que esta primera semana de agosto la comunidad gallega alcanzaría temperaturas que se acercarían a los valores máximos históricos, los 42,2 que se registraron en octubre de 1990. Y no solo fue así, sino que se superó esa cifra, ya que durante la tarde de ayer se registraron 42,9 grados en Arbo (Pontevedra).
Según los datos recogidos por Meteogalicia, ayer Arbo alcanzó la temperatura máxima del día, con 42,9 grados, registrados a las 17.10 horas, seguida de Remuíño, en Arnoia (Ourense), con 42,7 grados, a las 17.40 horas.
Ourense capital y el ayuntamiento ourensano de Leiro llegaron hasta los 42,2 grados en torno a las seis de la tarde, mientras que San Clodio de Ribas marcó 41,3 grados a las 17.30 horas. Así, la Xunta, a través de su Comité de Plan de Calor, en el marco del Plan de Actuaciones frente a los posibles efectos de las altas temperaturas sobre la salud, informó de una situación de prealerta de ola de calor en 51 localidades de la comunidad, a las que incluye en el nivel de riesgo 1A.
El Comité de Plan de Calor, según informa la Xunta a través de un comunicado, está formado, además de por la Consellería de Sanidade y el Servizo Galego de Saúde por la Vicepresidencia, y Consellerías de Presidencia, Política Social y Medio Ambiente.
El plan, que está operativo desde el 1 de junio, establece las medidas necesarias para reducir los efectos en la salud asociados a las olas de calor, los sistemas de previsión, alerta y comunicación a utilizar y, además, define una sistemática de intervención según los niveles de alerta establecidos.
Por otro lado, establece los canales de coordinación interinstitucional entre las unidades competentes de la materia. En este plan, los medios de comunicación y la ciudadanía y organismos que constituyen la red social de apoyo existente a la población más vulnerable son, según puntualiza la Xunta, piezas básicas para evitar, en la medida de lo posible, daños a la población.
Los ayuntamientos con nivel de riesgo 1A (prealerta) son Carnota, Cee, Corcubión, Moeche, Outes, Pobra do Caramiñal, Porto do Son, Rianxo, Ribeira, Quiroga, Ribas de Sil, Cortegada, Lobios, Petín, Pontedeva, A Rúa, Rubiá, Vilamartín de Valdeorras, Arbo, Baiona, Bueu, Caldas de Reis, Campo Lameiro, Cotobade, Covelo, Crecente, A Estrada, Fornelos de Montes, Gondomar, A Guarda, A Lama, Meaño, Moaña, Mondariz, Mondariz-Balneario, Moraña, As Neves, Nigrán, Pazos de Borbén, Pontevedra, Ponteareas, Ponte Caldelas, O Rosal, Salvaterra de Miño, Soutomaior, Tomiño, Tui, Vigo, Vilaboa, Vilagarcía de Arousa y Cerdedo-Cotobade. La Xunta matiza que para hablar de “ola de calor” es necesario que durante tres días continuados las máximas se mantengan en valores muy elevados y que durante la noche la temperatura no baje de los 20 grados.
Ayer comenzaron a subir las temperaturas tanto mínimas como máximas, debido a una masa de aire muy cálido procedente del norte de África. Esto provocará durante toda la semana una fuerte sensación de calor, que se notará principalmente en la mitad sur de Galicia.
Así, se prevé que otros puntos de la comunidad como Santiago y Lugo superen los 35. Mientras, el litoral norte está más protegido gracias al viento del noroeste, por lo que las temperaturas son más suaves. Así, en A Coruña se prevé una máxima de 30 grados y en Ferrol de 33. l

Comentarios