miércoles 28/10/20

“Ni una menos”, exigen las mujeres en el día contra la violencia machista

 

Un total de 45 personas fueron asesinadas por sus parejas o exparejas en España en 
lo que va de año

 

Feijóo encabezó ayer la marcha contra la violencia de género “Camiño ao respecto” que salió del Monte do Gozo | XOÁN REY (efe)
Feijóo encabezó ayer la marcha contra la violencia de género “Camiño ao respecto” que salió del Monte do Gozo | XOÁN REY (efe)

“Ni una menos” fue el grito unánime que se escuchó ayer por toda la geografía española para exigir el fin de la violencia machista y del rearme de la violencia patriarcal en las multitudinarias manifestaciones que se sucedieron durante el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.
La víctima de ayer en Huesca  elevó a 45 las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que va de 2018, un año en el que 37 menores quedaron huérfanos. Desde 2003, 973 mujeres fueron víctimas de crímenes machistas y 27 menores fueron asesinados desde 2013. Para recordar a todas estas víctimas y exigir el fin de estos asesinatos, la sociedad española se echó ayer a la calle.
Una gran manifestación entonó en el centro de Madrid el “Ni una menos, libres nos queremos” contra la violencia machista y exigió que “se deje de matar a mujeres por el simple hecho de serlo”. Doce mil personas, según la cifra facilitada por la Delegación del Gobierno, marcharon desde la plaza de Cibeles hasta la Puerta del Sol, donde en el mítico kilómetro 0 los colectivos organizadores exigieron que se suspenda el régimen de visitas a los maltratadores como medida cautelar, entre otras reivindicaciones.
En Barcelona, y bajo el lema “Juntas socavamos el orden patriarcal”, miles de mujeres convocadas por la plataforma Noviembre Feminista centraron su reivindicación “en las violencias institucionales, las legislativas, ejecutivas y judiciales”, por lo que el final de la marcha fue ante el palacio de Justicia.
Miles de personas salieron a la calle en numerosas concentraciones y protestas en distintas localidades de Galicia, en las que recordaron que en los últimos 15 años fueron 57 las gallegas asesinadas a manos de sus parejas o exparejas. En Santiago, en la plaza 8 de Marzo, se inició una manifestación convocada por el Movimiento Feminista Compostela, a la que se sumaron en torno a 2.000 personas, además de representantes de los sindicatos CIG, UGT y CCOO, y de partidos políticos como el BNG.
“Aquí está, aquí se ve, o feminismo galego en pe!”, fue uno de los cánticos acompañados por tambores que más repitieron los manifestantes con la finalidad de condenar la violencia machista y al mismo tiempo transmitir un mensaje de fuerza por parte del movimiento feminista.
En Valencia, miles de mujeres denunciaron agresiones machistas que no solo matan a mujeres y el incumplimiento sistemático de las medidas de protección de la Ley Integral contra la Violencia de Género, además de pedir la prohibición de la prostitución y los vientres de alquiler y reclamar la implicación del hombre para acabar con esta lacra.
El movimiento feminista derribó este 25 de noviembre un muro simbólico “contra el patriarcado” en una concentración en Zaragoza en la que se puso de manifiesto que solo la “lucha de las mujeres”, con la implicación de toda la sociedad, podrá derruirlo también en la realidad. Las jóvenes fueron mayoría en la multitudinaria manifestación que recorrió el centro de Palma en la que las autoridades asistentes recalcaron la importancia de la perspectiva de género en el trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y de la formación y sensibilización.
También destacaba la presencia de jóvenes en la marcha de Santander, en la que se exigieron cambios legales que protejan a las mujeres y reclamaron una mayor formación de los jueces. “Se acabó el juego para la violencia machista” fue la principal consigna coreada por miles de personas en Pamplona, donde la Plataforma de Mujeres Contra la Violencia Sexista dijo que están “hartas” del sistema patriarcal, de una justicia que “culpabiliza” y de unas instituciones que deben “pasar de las palabras a los hechos”.
En Castilla-La Mancha algunos cientos de personas han mostrado su repulsa a los crímenes machistas con concentraciones como la de Toledo, donde se ha colgado del balcón del Ayuntamiento una cuerda de 200 metros con las iniciales de las víctimas asesinadas desde 2010.
La cita en Murcia congregó también a miles de personas, que pidieron “la erradicación de las violencias machistas y la consecución de una igualdad real”, en tanto que los asistentes a las protestas de Badajoz, Cáceres y el resto de España volvieron a clamar “Basta ya” y “Ni una más”. l

Comentarios