martes 24/11/20

Raúl Castro, tras su reunión con el papa: “Si sigue así, volveré a rezar”

El presidente de Cuba, Raúl Castro, elogió ayer al papa Francisco por “su sabiduría y su modestia”, aseguró que lee “todos sus discursos” y dijo que “si sigue así”, él mismo regresará a la Iglesia Católica.
 

Raúl Castro conversa con el papa Francisco en una audiencia privada en el Vaticano	GREGORIO BORGIA
Raúl Castro conversa con el papa Francisco en una audiencia privada en el Vaticano GREGORIO BORGIA

El presidente de Cuba, Raúl Castro, elogió ayer al papa Francisco por “su sabiduría y su modestia”, aseguró que lee “todos sus discursos” y dijo que “si sigue así”, él mismo regresará a la Iglesia Católica.

“Yo volveré a rezar y regreso a la Iglesia, y no lo digo en broma”, comentó el presidente cubano en una comparecencia ante la prensa junto al primer ministro italiano, Matteo Renzi, con quien también se entrevistó después de mantener una audiencia privada con el papa.

Además, Castro prometió que asistirá “a todas las misas” que Bergoglio oficie durante su viaje a Cuba, previsto para el próximo septiembre, y recordó que él estudió en instituciones religiosas de jesuitas, la misma orden del papa Francisco.

No obstante, Castro precisó: “Soy comunista, del Partido Comunista Cubano” y ante la prensa destacó los “pasos importantes” que su formación ha dado en los últimos años.

El presidente cubano hizo estos comentarios tras la reunión de 55 minutos que mantuvo en el Vaticano con Bergoglio, a quien agradeció “su contribución al reacercamiento entre Cuba y Estados Unidos”.

La reunión “estrictamente privada” entre ambos se anunció esta misma semana por sorpresa y después de confirmarse que el papa viajará a la isla caribeña en septiembre próximo, antes de trasladarse a Estados Unidos.

Castro entregó al pontífice un cuadro de grandes dimensiones del artista cubano Alexis Leyva Machado, conocido como Kcho, que representa una gran cruz hecha con varios barcos y un niño que reza ante ella. El artista, presente en la audiencia, le explicó al papa que quiso aludir a la tragedia que sufren millares de personas que intentan llegar a Europa desde el norte de África y a la visita que Francisco hizo a Lampedusa, la isla próxima a Sicilia.

El papa, por su parte, regaló a Castro un medallón de San Martín de Tours, patrón de Buenos Aires, y su exhortación apostólica Evangelii Gaudium.

El Vaticano ha desempeñado un papel fundamental en el acercamiento entre Washington y La Habana anunciado a finales del pasado año. Por otro lado, Castro aludió a la presencia de su país en la lista de países que favorecen el terrorismo y a la próxima salida de esa clasificación tras el mensaje enviado por el presidente Barack Obama.

El presidente cubano aludió además a las relaciones entre la Unión Europea y su país, a la “posición común” de los Veintiocho sobre la isla, vigente desde 2003 y aseguró: “Debemos aprender a vivir con nuestras diferencias”.

Comentarios