domingo 27/9/20
La Alcaldía en funciones recae en María Paz a la espera del pleno de investidura

Análisis | Se cierra un círculo y se abren las negociaciones para decidir el futuro gobierno

Lo ocurrido ayer en Catoira cierra un ciclo -el del gobierno en minoría de Xoán Castaño al frente del municipio vikingo- y pone sobre la mesa la incógnita de cómo será, cuándo y de qué modo se constituirá el nuevo ejecutivo catoirense. Tras la dimisión de Castaño, y de forma provisional a la espera de una nueva sesión de investidura, ejercerá de alcaldesa en funciones María Paz.
Xoán Castaño dimitió ayer como alcalde de Catoira
Xoán Castaño dimitió ayer como alcalde de Catoira
Lo ocurrido ayer en Catoira cierra un ciclo -el del gobierno en minoría de Xoán Castaño al frente del municipio vikingo- y pone sobre la mesa la incógnita de cómo será, cuándo y de qué modo se constituirá el nuevo ejecutivo catoirense. Tras la dimisión de Castaño, y de forma provisional a la espera de una nueva sesión de investidura, ejercerá de alcaldesa en funciones María Paz. Ahora debería convocarse una sesión (que puede ser telemática) en la que dar cuenta a la Corporación de esa renuncia y en la que, previsiblemente, también podría tomar posesión el tercer concejal del PP que lleva dos meses esperando a asumir su acta.
Tras esa sesión habría un plazo de 10 días para convocar un pleno de investidura que seguiría el mismo modelo que los que se celebran después de unas elecciones. Es decir, solo pueden ser candidatos los cabeza de lista de cada formación en los últimos comicios. O lo que es lo mismo, solo podrían optar a ser alcaldes Alberto García, Iván Caamaño o el propio Xoán Castaño si no dimite como concejal. Si lo hace, podría optar a la Alcaldía María Paz, su número 2. Y ahí entra el juego de los pactos y negociaciones.
A priori, y según la Ley Orgánica 5/1985 del 19 de junio del Régimen Electoral General, los tres ediles del BNG y los tres del PSOE que han roto con Alberto García tendrían los números exactos para poder llegar a un acuerdo de gobierno: 6 frente a 5. ¿En qué condiciones? Es algo por determinar. De hecho a las reuniones y contactos celebrados antes del Pleno de ayer se le sumará ahora un período de diálogo y negociación tal y como han manifestado las dos partes: tanto los nacionalistas como los tres socialistas en un escrito. De esta forma, y por segunda vez en menos de un año, dos maniobras políticas totalmente diferentes dejarían a García fuera de la Alcaldía que ostentó durante más de dos décadas.
Lo que parece claro es que el pacto entre García y Caamaño que motivó la fallida moción de censura no volverá a repetirse. Los conservadores, tras el impacto inicial, anunciaban en un comunicado horas después que en la futura sesión de investidura se votarán a si mismos cerrando la puerta a García. Cabe recordar que en la citada sesión el alcalde debe contar con el apoyo de la mayoría absoluta del hemiciclo.
Aún así, y pese a estas declaraciones, en política nunca se sabe y los giros en el argumento podrían variar en los próximos días. Porque... ¿Qué pasa si el BNG y los tres concejales del PSOE no llegan finalmente a acuerdo? Pues sin un candidato con mayoría absoluta la ley dice que gobernaría la lista más votada. Es decir, la encabezada por Alberto García. Con un grupo municipal fracturado queda por saber cómo se desarrollaría esa posibilidad o si en el tablero de ajedrez todavía quedan peones y piezas que mover después de todo

Comentarios