Domingo 17.02.2019

La ANPA del Aurelio Rey exige un informe sobre el estado del centro tras caer trozos de techo

El colectivo asegura que, si la Xunta hace caso omiso, estudiará otras medidas para garantizar la seguridad de los niños

Trozos de la bovedilla del falso techo se desprendieron sobre el pasillo |
Trozos de la bovedilla del falso techo se desprendieron sobre el pasillo |

La Asociación de Nais e Pais “O Baño”, del colegio Aurelio Marcelino Rey, reclama a la Consellería de Educación un informe completo sobre la seguridad del centro, después de que se produjese el desprendimiento de trozos de una bovedilla que obliga a precintar parte del interior del edificio.

Unos hechos que se suceden a la inundación que sufrió el centro el 20 de enero, y como consecuencia de una avería en la fontanería. Este primer incidente supuso la interrupción de la actividad en el centro durante un día. Ya entonces la ANPA, tras hablar con el alcalde, Manuel Campos, y con el técnico enviado por la Consellería, solicitó, “primeiro verbalmente e logro por escrito”, un informe técnico a la Xefatura Territorial.

Sin embargo, dicha petición no fue atendida por parte de la administración autonómica. El asunto se abordó en el Consello Escolar, donde los representantes de la ANPA volvieron a insistir “na necesidade de que constase por escrito a certificación de que o centro estaba en boas condicións”. Y es que, una semana después de la inundación, parte de los pasillos continuaban sin los falsos techos, con las bovedillas al aire. Aseguran que la directora se limitó a decir que seguía “órdenes” mientras que desde el Concello tacharon de “exagerada” su demanda..

Preocupación
La reunión del Consello Escolar tuvo lugar el martes y solo un día después, miércoles, se produjo la caída de varios trozos de bovedilla en el pasillo central de la primera planta, en un momento en el que no pasaba nadie. “Ante esta situación, imprevista e totalmente improbable segundo o técnico”, ironizan desde la ANPA, se procedió a precintar la zona afectada, que se tratarán con un producto que precisa secado, por lo que el viernes se suspenderá la actividad en el centro, que está previsto que se retome el lunes, una vez que el técnico supervise la obra. Sin embargo, no son pocos los padres que consideran “precipitada” la forma de actuar de la Xunta, desconfianza que comparte la ANPA, que advierte de que si no hay informe, tomarán medidas.

Comentarios