martes 11/8/20

El BNG trata de aplazar el Pleno de Catoira por la alerta sanitaria

Bieito Lobeira insta a la dirección del PSdeG a tomar medidas contra Alberto García y sus concejales
El alcalde y los ediles comparecieron acompañados por Bieito Lobeira y Manuel Domínguez | gonzalo salgado
El alcalde y los ediles comparecieron acompañados por Bieito Lobeira y Manuel Domínguez | gonzalo salgado

El BNG tratará de aplazar la celebración del Pleno de moción de censura en Catoira, previsto para el próximo martes, ante la situación de alerta sanitaria decretada por el ejecutivo de Pedro Sánchez. Así lo explicó ayer Bieito Lobeira, secretario de Organización, que trasladará la petición tanto a la Consellería de Vicepresidencia como a la Subdelegación del Gobierno.

Lobeira también pidió la intervención directa de la dirección gallega del Partido Socialista ante un episodio que considera “escandaloso, grave desde o punto de vista democrático” y que teme que se repita en municipios como Viana do Bolo y Castrelo do Miño. “Se iso é a política de alianzas, pouco futuro hai”, señala el secretario de Organización, que echa en falta medidas disciplinarias para los socialistas vikingos.  “Formalmente a dirección galega desautorizou a moción de censura, pero non coñecemos que se tomaran en serio medidas de expulsión. Fora das declaracións públicas, non existen feitos concretos”, incide Lobeira.

El BNG respalda el “meritorio” trabajo de “cambio” hecho en Catoira y achaca la unión de PP y PSOE a un “reparto de poder”. El alcalde, Xoán Castaño, va más allá y tilda el acuerdo de “pacto do dopaxe”.  “Teñen medo a que logremos a maioría absoluta”, aseguró el regidor nacionalista, que acusó a socialistas y conservadores de “agochar” los verdaderos motivos de la moción de censura que, según él, son “as liberacións de Caamaño e do PSOE”.

Pacto por “postos de traballo”
Además, Castaño insistió en la idea de que García pretende tapar la investigación del Tribunal de Cuentas y seguir “cobrando 75 euros ao día pese a que ten unha pensión digna”. Además, Castaño reveló una nueva multa que llegó ayer al Concello por impagos de Augas de Galicia desde 2013. La cantidad que reclama la administración autonómica asciende a un total de 397.699,75 euros.

Castaño también criticó que García permita, por primera vez, el acceso del PP a la Alcaldía de Catoira, “culpa” que extendió al resto de ediles socialistas. Sobre el portavoz conservador, Iván Caamaño, aseguró que es “moi mal exemplo para os políticos novos” por “meterse en política para lograr o seu primeiro emprego”. Además, la teniente de alcalde, María Paz, reveló que “o primeiro que fixo Caamaño foi traernos o currículo dun veciño”.

Comentarios