jueves 29/10/20

La caída del sauce en el Bermaña dañó una fuente con más de siglo y medio de antigüedad

La retirada del árbol que se desplomó el martes en el Campo da Torre dejó a la luz los daños causados, que no se limitan al pavimento, la barandilla del río Bermaña y la pérgola que sostenía .

Daños causados por la caída del sauce en la fuente del Campo da Torre, que data del año 1861
Daños causados por la caída del sauce en la fuente del Campo da Torre, que data del año 1861

La retirada del árbol que se desplomó el martes en el Campo da Torre dejó a la luz los daños causados, que no se limitan al pavimento, la barandilla del río Bermaña y la pérgola que sostenía una viña. También salió damnificada la fuente pública existente en la zona, cuya antigüedad supera el siglo y medio. Fue construida en 1861, siendo alcalde Laureano Cobián, y se rehabilitó en 1997 por mediación de la Escuela Taller “As Burgas”. Varias piedras de su parte posterior sufren roturas, si bien el alcalde, Juan Manuel Rey, considera estos daños “no son significativos” y afirma que para su restauración “se seguirán las pautas establecidas”. El primer edil quiere dar “prioridad” la reparación de los destrozos en el Campo da Torre, que podrían ejecutarse a partir de la próxima semana, con la llegada de una nueva remesa de trabajadores del plan de empleo de la Diputación.
Aunque en la zona ya había movimiento a mediodía de ayer, con varios operarios acometiendo tareas de podado de los ejemplares situados en este entorno para evitar que se produzcan nuevos incidentes. Rey indica que estos trabajos nada tienen que ver con la caída del sauce llorón, sino que “era una poda programada”, pero estaban siendo supervisados por una ingeniera forestal contratada por el Concello y a la que el alcalde encargó en los últimos días un informe para conocer el estado de conservación de los dos árboles de mayor porte emplazados en esta zona, en las inmediaciones del puente romano.

carballeira
Juan Manuel Rey se refirió también a otro ejemplar que se desplomó en la Carballeira hace más de un mes y todavía sigue tirado, con parte de las ramas en las aguas del Umia. El regidor indica que el Ayuntamiento ya cuenta con permiso de la Consellería de Medio Ambiente, por lo que el ejemplar “se va a retirar ya”. Después tendrá que reponerse la balaustrada de piedra que se hizo añicos a consecuencia de la caída del tronco. Algunas de las piedras están sumergidas en el río, situación que se da también en el Bermaña.
También en relación a la Carballeira, el regidor visitó esta semana la Estación Fitopatolóxica de O Areeiro, que está “haciendo un seguimiento” y elaborando un informe sobre la “feira”, en donde se desplomaron cuatro árboles en los últimos meses. Rey espera contar con los resultados a finales de año y, en base a ellos, el gobierno local adoptará decisiones tendendes a frenar la degradación de este entorno. Hace unos días, la oposición se mostró muy crítica por el “abandono” que sufre el patrimonio natural caldense, lamentando que el Ejecutivo no ponga un mayor énfasis en su conservación.

Comentarios