Miércoles 26.06.2019

CALDAS DE REIS - Alquilan terrenos a los comuneros de Saiar para el cultivo extensivo de fibras vegetales

Ibérica de Esponjas Vegetales, empresa nacida en Caldas de la mano de los emprendedores Juan Carlos Mascato y Noelia Torrente, es para el conselleiro Francisco Conde, “un exemplo de innovación vinculado aos recursos naturais de Galicia” y de desarrollo del sector agrario, que puede ayudar a “fixar poboación” en el ámbito rural. 

Juan Carlos Mascato explica su proyecto al conselleiro de Industria y al delegado de la Xunta       goNZALO SALGADO
Juan Carlos Mascato explica su proyecto al conselleiro de Industria y al delegado de la Xunta goNZALO SALGADO

Ibérica de Esponjas Vegetales, empresa nacida en Caldas de la mano de los emprendedores Juan Carlos Mascato y Noelia Torrente, es para el conselleiro Francisco Conde, “un exemplo de innovación vinculado aos recursos naturais de Galicia” y de desarrollo del sector agrario, que puede ayudar a “fixar poboación” en el ámbito rural. El responsable autonómico de Economía e Industria visitó ayer la compañía, que ha alquilado seis hectáreas de terreno a la Comunidad de Montes de Saiar para el cultivo extensivo de “luffa”, una planta que genera “unha fibra vexetal coa que queremos substituír as fibras sintéticas existentes no mercado”. Esponjas de baño con diferentes texturas (las de bebés están entre las más demandadas) o desmaquillantes faciales son algunos de los productos que ya tienen en el mercado, pero aspiran a abrir nuevos mercados en la industria, en sectores como el automovilístico, explica Mascato. Su mirada está también puesta en el ámbito internacional, tanto en el continente europeo (el interés por su línea de productos les llega desde países como Alemania o Suiza) como en los Emiratos Árabes, “onde queremos introducirnos e lograr estabilizar as ventas”. Consolidar las exportaciones de esta novedosa materia prima sería, en palabras de Juan Carlos Mascato, “moi importante para o desenvolvemento rural da nosa comunidade e para xerar economía vinculada ao rural galego”.
Utilizando materiales biodegradables y reciclables (madera de eucalipto o cables de acero inoxidable), la empresa a iniciado el acondicionamiento de 3,5 hectáreas en Saiar que contarán también con sistema de riego automático y darán cabida a 40.000 plantas. Calculan que su producción rondará este año el medio millón de unidades de venta de esponja vegetal y derivados. De conseguir los resultados esperados, Mascato incluso trasladó al conselleiro la posibilidad futura de crear una cooperativa que contribuya a generar empleo en Caldas y su área de influencia.
Francisco Conde destacó el “potencial innovador” del proyecto de Ibérica de Esponjas Vegetales tanto en el sector cosmético como en el industrial. Le auguró “un futuro prometedor” por el hecho de elaborar “un producto practicamente inexistente en Europa”. Tres años de investigaciones y cruces genéticos para conseguir “a mellor fibra” han dado como resultado, dijo Conde, “un produto galego superior ao da competencia e capaz de competir a nivel global”. El “esforzo” de estos emprendedores está recibiendo el apoyo de la Consellería de Industria que, a través del Igape y del programa ReAcciona, ha permitido a la empresa caldense contar con la colaboración de un becario especializado. n

Comentarios