Caldas restaura la placa de mármol de 1891 pegada a la iglesia de Santo Tomás

La placa de mármol está en la iglesia de Santo Tomás

Está pegada a una de las paredes de la iglesia de Santo Tomás y fue encargada por el Concello en el año 1891 (siendo alcalde Antonio Román López) a modo de agradecimiento al arzobispo Martín de Herrera por su contribución a las obras de construcción del templo, iniciadas en el año 1890 y finalizadas solo cuatro años más tarde. Ahora el gobierno municipal anuncia que esa placa de mármol será restaurada para poder así poner en valor parte de la historia de la villa termal. Es un placa tallada con grabado y que tiene un marco de mármol gris como remate superior en el centro con la fecha de realización. En los surcos se aprecia una tonalidad de color, por lo que originalmente las letras podrían estar pintadas y también el grabado del adorno perimetral y la fecha. La placa presenta actualmente diversas fracturas, degradaciones y suciedad adherida y perdió los remates de bronce.


Tal y como señala el concejal de Obras, Manuel González, el conjunto será objeto de tratamiento en el proceso de restauración en un taller especializado para restituir la concepción estética de la pieza y su estabilidad estructural. Los trabajos ya fueron autorizados por la Dirección Xeral de Patrimonio y ya fue informado el propio Arzobispado.


Manuel González destaca que “estes traballos forman parte do Plan Municipal de Restauración do Patrimonio Histórico de Caldas no que seguimos traballando coa redacción de diversos proxectos para a restauración de fontes, lavadoiros, pontes e pontellas, cruceiros, leguarios e outros elementos de interese histórico, artístico e arqueolóxico”.


De ahí que la restauración de la placa sea otro de los elementos a mejorar.

Caldas restaura la placa de mármol de 1891 pegada a la iglesia de Santo Tomás

Te puede interesar