Lunes 27.05.2019

Catoira prepara un congreso internacional sobre el cannabis para “desbanalizar” su consumo

Especialistas de Estados Unidos y de varios puntos de Europa ofrecerán ponencias en castellano e inglés

La presentación del congreso se llevó a cabo ayer en el Concello | g. salgado
La presentación del congreso se llevó a cabo ayer en el Concello | g. salgado

Catoira se implica por segundo año consecutivo en la preparación de un congreso internacional sobre el cannabis y sus derivados que busca un objetivo claro: Desbanalizar un consumo que, advierte Manuel Isorna, técnico del Concello, en muchas ocasiones se presenta bajo el epígrafe “recreativo”.
Para ello, se hará especial hincapié en los riesgos de una droga que, advierte Isorna, puede provocar “depresións por bipolaridades ou esquizofrenia”, así como otros más físicos como vómitos  o diarreas, que se confunden en muchas ocasiones con problemas gástricos y, también, disminución de las capacidades de concentración, memorización y aprendizaje. La segunda edición de este simposio contará con ocho conferencias magistrales que se realizarán en inglés y castellano y contarán con traducción simultánea a ambos idiomas, así como seis mesas redondas.
Una de las novedades que se introduce este año es la realización de tres talleres de formación, como el que impartirá Mercé Ballcels sobre la entrevista motivacional a los consumidores de cannabis o el que conducirá Patricia Ross basado en el modelo islandés, país que logró reducir al máximo el consumo de alcohol y drogas entre su juventud.
Presentación 
El congreso se llevará a cabo entre el 7 y el 9 de noviembre en el Auditorio Municipal. Ayer tuvo lugar la presentación, a la que asistieron la delegada del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Azucena Martí, la subdirectora general de Programas de Fomento de Estilos de Vida Saludable de la Xunta, Raquel Zubizarreta, el secretario de la Sociedad Cientítica Espñola de Estudios sobre el Alcohol, el alcoholismo y las otras toxicomanías, Gerardo Flórez, y el alcalde de Catoira, Alberto García. El regidor vikingo hizo hincapié en la labor preventiva llevada a cabo desde 1996 por el Concello, “incluso cuando no se dispuso de subvención de otras administraciones”. Hizo repaso por programas de sensibilización escolar y, en la población adulta, de reducción de riesgos, con intervenciones a nivel “social, escolar y familiar”. Actuaciones que le valieron premios como el de Innovación Educativa, otorgado al CPI Progreso o, a nivel nacional, el de la Reina Sofía de la Fundación Crefat de la Cruz Roja. “Estamos trabajando en la dirección correcta”, asegura Alberto García. l

Comentarios