El Concello de Cuntis pone en marcha una campaña de limpieza de petroglifos

Uno de los petroglifos en los que se actuará en esta campaña | cedida

La Concellería de Cultura de Cuntis pone en marcha un proyecto arqueológico consistente en la limpieza superficial, registro digital y conservación de cinco petroglifos. E

La Concellería de Cultura de Cuntis pone en marcha un proyecto arqueológico consistente en la limpieza superficial, registro digital y conservación de cinco petroglifos. Está financiado a cargo de las subvenciones para este tipo de actuaciones de la Diputación de Pontevedra, y dirigido por Darío Peña, de la cooperativa Árbore Arqueoloxía. Los bienes arqueológicos incluidos en estos trabajos son los de Outeiro de Cartas y Outeiro de Cardecide, ambos en Cardecido, y el Outeiro da Ran, Outeiro de Vales y Outeiro de Forno de Tella (en el entorno del polígono industrial). El objetivo es analizar el estado actual de conservación de estos petroglifos, ya que, señalan desde el gobierno cuntiense, en el anterior mandato “non se realizaron os traballos de mantemento que lle correspondía facer ao Concello”.
Falta de mantenimiento
Las labores que se están llevando a cabo son la limpieza del entorno, incluyendo la tala de árboles, “retirando o mato en varios metros ao redor de cada petróglifo; a limpeza superficial para poder avaliar posibles patoloxías e a realización de modelos fotogramétricos”, que permiten obtener un modelo en tres dimensiones y servirá para detectar posibles grabados imperceptibles a la vista. Además, también se definirá un plan de mantenimiento a medio plazo, según explican desde la Concellería de Cultura.
Todos los petroglifos cuentan con accesos, excepto el de Outeiro da Ran, en el que se interviene ahora por primera vez. El gobierno local valora la posibilidad de conectarlo al sendero que une el resto de petroglifos, Con respecto al de Outeiro de Forno da Tella también se recuperó una segunda roca situada a aproximadamente veinte metros al sur y que cuenta con una combinación. Aunque está al lado de la pista de acceso, su estado era de “total abandono”, según el gobierno local. l