miércoles 20.11.2019

Crónica | El PSOE responde: “A única cacicada en Catoira en 40 anos é a que fixo Xoán Castaño”

El grupo socialista escenifica su apoyo a su cabeza de lista y desvela conversaciones previas a la investidura con un BNG “obsesionado” por pedir la “cabeza” de Alberto García y con un Partido Popular que les llegó a proponer mantenerlos en el ejecutivo a cambio de obtener una concejalía.

Los concejales del PSOE de Catoira posan delante del Concello, donde ahora trabajarán desde la oposición | mónica ferreirós
Los concejales del PSOE de Catoira posan delante del Concello, donde ahora trabajarán desde la oposición | mónica ferreirós

Aún no pasó ni un mes de las elecciones municipales que acabaron con la mayoría absoluta del PSOE en Catoira, arrojando una incerteza política casi inédita. Sin embargo, en los últimos 26 días el ritmo tranquilo del municipio vikingo se sumió en el vértigo de las negociaciones, que se saldaron con un horizonte que no se prevé plácido. El BNG llegó a la Alcaldía de la mano del Partido Popular, al que abrió la puerta al gobierno. La dirección nacional ya los suspendió de militancia..


“O único que fixeron os exBNG foi botar ao lixo o voto da maioría dos veciños de Catoira, como se fora papel mollado”, asegura Daniel Touriño, concejal socialista. Y es que al lado de Alberto García hay un grupo que ni está, ni quiere estar a la sombra. “Eu nunca me crin que foran a chegar a un acordo. Penso que hai moitísimas diferencias entre as ideas de Xoán Castaño e os seus concelleiros e o PP”, asegura otro concejal, Javier César, que considera que lo único que tienen en común ambas formaciones es “botar a Alberto”.

“Eu penso que ten que ser algo personal”, apunta Touriño. Tercia el propio Alberto García: “O personal, e hai que recalcalo sempre, é que o PSOE leva 40 anos gobernando aquí, eu 30, e eles sempre estiveron na oposición con tres concelleiros, e con tres concelleiros non se pode ser alcalde. A única forma que tiveron de chegar ao goberno foi que o PP repuntou e lle deu os votos, senón Xoán Castaño non sería alcalde na vida”.

Respaldo de los vecinos
En este contexto sitúan el “empeño” de los nacionalistas en pedir la “cabeza” de García. “O mesmo día en que tiveron a reunión con nós e presentaron as súas propostas e pediron que Alberto renunciara, eles xa tiveron esa noite asamblea na cal decidiron que non ían negociar máis con nós. O que querían era cargarse a Alberto”, asegura Roberto Bouzón. Pero todos tienen claro que su proyecto está encabezado por García. “Nós presentámonos nunha lista con el de número un”, sentencia Touriño. Los socialistas, que siguen esperando por la llamada comprometida de los ediles de Castaño, desvelan que durante los días previos al Pleno de investidura también recibieron “ofertas” del PP. “Propuxeron darnos o goberno a cambio dunha concellería. Pero negámonos”, asegura García, que no ve posibilidad de un gobierno estable en la situación actual. “Se non a hai nestes trinta días, difícilmente poderá habela despois. Está o Concello sen goberno, ten un alcalde ilexítimo, pero non ten goberno”.

Se sienten respaldados por los vecinos. Durante estos días oyeron todo tipo de comentarios. “Moita xente di que se votou ao Bloque votou ao Bloque, e que se agora os botaron do partido...”, sinala Purificación Quintas. “Hai moitos veciños que os apoiaron e que non entenden este pacto antinatura”, explica Bouzón. “A min chegáronme a dar as gracias por non terlle dado a concellería ao PP”, confiesa Francisco Javier César Costoya. “A nosa intención é facer oposición e control do goberno, se é que hai goberno”, anuncia García. La moción de censura es, dadas las circunstancias, una posibilidad que estará en el aire todo el mandato. Pero solo “se é o mellor para os veciños”.


Oposición fiscalizadora
A partir de ahora, los socialistas se preparan para trabajar intensamente desde la oposición. “Non podemos refrendar as políticas do Partido Popular nin o cambalache que fixo Xoán Castaño con eles”, advierte García. Tienen claro que la pérdida de dos concejales se debió a una campaña sucia. Acusan a los nacionalistas de usar o argumento de la deuda sabiendo que era mentira. “Cando llo dixemos á cara a María Paz baixou a cabeza”, asegura Bouzón. “Temos un activo de máis de cuarenta millóns de euros e un pasivo de 3,4 millóns. O Concello pode asumir esa cantidade, senón non estaríamos aquí sentados”, asegura en referencia al Auditorio. “Estaríamos no antigo concello, caendo auga polo tellado”, asegura un enfadado García.

“Usaban unha artimaña. Se hai vinte anos pides vinte millóns ao cabo de vinte anos non deberás o que pediches, senón que tes que restar o que pagaches”, explica el exalcalde. “Incluso chegaron a sumar as dúas cifras”, añade Touriño. “O Concello de Meis ten 20.000 euros en conta, mentras que en Catoira deixamos 200.000”, dice García, al que se llegó a tildar de cacique. “A única cacicada en Catoira en 40 anos foi a que fixo Xoán Castaño Conde, asegura el exalcalde

A esto se suma, aseguran los socialistas que “desde certas empresas xogaron cos postos de traballo de xente de Catoira, chamando ás oficinas para dirixir o voto”, asegura Touriño. “E para facer as listas”, apunta Bouzón. “Tamén na parroquia de Dimo ían en busca de parados para apuntalos en fábricas de municipios limítrofes”, desvela García.


Los ediles contemplan ahora atónitos como “estanse a colgar medallas que non lle pertencen”, en palabras e Bouzón. García anuncia orgulloso la concesión de dos proyectos del programa TeuXacobeo para hacer un Camino vikingo a Santiago y un congreso internacional. Ahora, verán su legado desde la barrera .

Comentarios