jueves 29/10/20

Los olores por la avería de Foresa persisten una semana después y el BNG exige explicaciones

Presenta mociones en Caldas y Portas para reclamar un informe con detalles como los efectos sobre la salud 
El portavoz del BNG de Caldas de Reis, Manuel Fariña | cedida
El portavoz del BNG de Caldas de Reis, Manuel Fariña | cedida

Más de una semana después de la avería mecánica sucedida en la química Foresa de Caldas de Reis los olores y las molestias continúan y el BNG exige tanto a la empresa como a la Xunta, como responsable de la gestión de las emergencias, que den explicaciones. 

El portavoz caldense, Manuel Fariña, indica que han presentado mociones en los plenos de Caldas y Portas para reclamar un informe detallado de los productos químicos que se emitieron a la atmósfera, las concentraciones y las consecuencias que pueden tener sobre la salud de las personas pues hasta ahora “non se ofrecieron explicacións convincentes” de lo que ya califica como “un serio accidente industrial”, a la vista de que las consecuencias persisten. El nacionalista indicó que algunos vecinos siguen sufriendo picores de ojos y vías respiratorias, cuadros de mareos e incluso náuseas y el olor “intensísimo a químico”. De hecho, hasta se ha llegado a notar en los límites con Moraña y Cuntis. Sin embargo, una semana después no se ha informado de porqué continúan las molestias en un “absoluto desprezo pola saúde” de los vecinos, añadió. Es más, indicó que lo “mínimo” que se le debe exigir a una empresa de estas característica es la “máxima transparencia”. “Non pode permitirse romper o vínculo de confianza que ata agora podía existir coa veciñanza, a súa reputación e credibilidade están en xogo”, agregó. 

Los hechos se remontan al día 12 cuando una avería en una línea de producción obligó a desalojar el producto inservible provocando emanaciones en el ambiente, según se sospecha durante su traslado. Sin embargo, para el nacionalista las explicaciones ofrecidas por la firma a través de un comunicado y los reproducidos por los concellos de Portas y Caldas y sus servicios de emergencias no resultan convincentes.

Comentarios