domingo 1/11/20

Los padres del colegio de Valga se concentran por los retrasos en las obras que dilatan el inicio escolar

El PSOE local urge al Conselleiro de Educación que busque una alternativa para poder iniciar el curso
Imagen del estado de las obras en el centro educativo | Cedida

Los padres y madres del CEIP Baño-Xanza de Valga van a concentrarse mañana a las 10 horas a las puertas del centro educativo durante la visita prevista de los técnicos de Educación para mostrar su preocupación y malestar por los continuos retrasos que sufren las obras de las instalaciones y que han retrasado el inicio del curso escolar.

Los progenitores se quejan de que es la segunda vez que se les comunica el aplazamiento del inicio de las clases que tendrían que haber empezado el día 10 y con el consiguiente problema de conciliación que supone para muchas familias. El viernes recibieron la comunicación de que el curso tampoco comenzaría este lunes, tal y como les había prometido el alcalde, José María Bello Maneiro, y la previsión es que los niños puedan volver a clase el miércoles 23.

Obras que no avanzan

Esta cuestión no convence a la comunidad educativa, que ven como el estado de las obras no avanza, “so hai dous operarios e non tapan ben os traballos polo que coas choivas destes días volveu a haber filtracións de auga no interior do colexio, algo que non é a primeira vez que ocurre dende que comezaron as obras en agosto e que xenera máis retrasos”, indica Marta Rey, una de las madres afectadas. Además, explica, “non hai limpeza, os patios están cheos de escombros e material de construcción, e os andamios non están cubertos con lonas de protección polo que non é seguro que os nosos nenos estén alí”.

“Falta de previsión”

Ante esta situación en el centro escolar, el PSOE de Valga reclama al Conselleiro de Educación que ofrezca una alternativa para el inicio del curso escolar en Baño La portavoz socialista, María Ferreirós, señala que “as obras eran moi necesarias, pero a súa desorganización está complicando un inicio de curso de por sí xa complicado. Tanto a Consellería como o Concello de Valga non se prepararon para o comezo das clases, e agora dan largas ás familias”.

En este sentido, insiste Ferreirós, “as familias non poden seguir nesta incertidumbre, precisan ter seguridade e saber cando van poder mandar aos seus nenos con seguridade ao colexio. A falta de previsión, con dous retrasos, da Consellería é tremenda e pon en xaque a moitas familias que teñen que conciliar. A Consellería non pode xogar máis coas familias nin dar máis largas. Teñen que ser claros, e se é inviable comezar as clases nun tempo razoable, dar unha alternativa ás familias, pero os nenos teñen que volver á clase, pero con total seguridade, algo que agora non se garante”, indica la socialista. l

Comentarios