domingo 18.08.2019

Paz acusa a García de “violento” y “machista” por la discusión en el registro y el socialista lo niega

La concejala del gobierno asegura que el exalcalde llegó a levantarle la mano a un funcionario
María Paz asegura que García utiliza con ella actitudes machistas | g.salgado
María Paz asegura que García utiliza con ella actitudes machistas | g.salgado

La concejala del grupo de gobierno de Catoira, María Paz, acusa al exalcalde, Alberto García, de “actitudes machistas” y de estar inmerso en una “escalada violenta” contra ella misma y las funcionarias del Concello. El socialista lo niega rotundamente e insta a la edil a cumplir “co seu deber”.

Todo está relacionado con el episodio del registro, en el que García asegura que estuvo casi dos horas sin ser atendido. Paz Correa, sin embargo, asegura que el concejal de la oposición le exigió “fora de si” que “obrigase á funcionaria do andar de abaixo a subir e atendelo como el quería e cando el quería”, lo que para la edil supone “saltarse o protocolo existente” por lo que asegura que se negó y que la respuesta fue “a elevación do tono e da intransigencia das súas formas”.

La situación se repitió, según el relato de Paz Correa, “vinte ou trinta minutos despois”. La edil del ejecutivo dice que llegó a informar al socialista que “se non se comportaba con educación e as formas mínimas que requería a situación, veríame obrigada a invitalo a abandonar as dependencias municipais”. La edil asegura que no es la primera vez que “non é o primeiro incidente no que sufirmos as increpacións, insultos e malos modos de Alberto García” que se extenderían, según la concejala, a las “traballadoras públicas” y colaboradoras, “nomeadamente as mulleres”. Paz Correa incluso llega a afirmar que el exalcalde le levantó la mano a un funcionario que trató de calmarlo, “aínda que afortunadamente aí quedou o incidente”.

Más contenedores
García lo niega rotundamente. “Nin lle levantei a man nin me pelei nunca con ninguén. Eu non mato nin unha mosca”, asegura el exregidor, que incide en que no llegó a hablar “con ningunha traballadora” e insta a Paz Correa a garantizar el derecho a utilizar el registro de entrada, “que non é o mesmo que o de saída”, mientras la edil dice que se cumplió el protocolo elaborado.

Comentarios