domingo 12.07.2020

El Pleno de Catoira da cuenta hoy de la dimisión de Castaño bajo la sombra del regreso de García

De momento no hay acuerdo ni diálogo oficial entre el BNG y los tres socialistas para poder articular un gobierno dual
El nacionalista Xoán Castaño, en el Pleno de la moción fallida | mónica ferreirós
El nacionalista Xoán Castaño, en el Pleno de la moción fallida | mónica ferreirós

El nacionalista Xoán Castaño dejará de ser hoy oficialmente alcalde de Catoira. Su dimisión, presentada a escasos minutos del debate de la moción de censura que iba a descabalgarlo de la Alcaldía, se comunicará hoy en el Pleno de la Corporación en una sesión extraordinaria fijada para la una de la tarde. Eso sí, este será el cronograma si finalmente se cumple lo anunciado y estipulado y si los acuerdos y movimientos políticos de última hora -a los que Catoira se ha ido acostumbrando en los últimos meses- no hacen estallar lo previsible por los aires.

Lo cierto es que pese a que desde el grupo municipal del Partido Popular no descartan -e incluso advierten de que ha habido consultas y movimientos al respecto- de que Xoán Castaño podría retirar su renuncia a última hora, lo que parece estar claro en las filas nacionalistas es que la decisión de dimisión está tomada y que el objetivo ahora es conseguir un acuerdo para un gobierno estable en Catoira para lo que resta de mandato. Eso sí, con Alberto García fuera de la baraja. Ante este panorama lo que hace días parecía un hecho constatado -el de que los tres ediles del BNG negociarían con los tres socialistas que rompieron con Alberto García un gobierno dual- hoy parece que son solo intenciones y ningún hecho concreto. Según fuentes próximas a las partes y al cierre de esta edición no había existido contacto formal para hablar de un posible acuerdo que deberá cristalizarse, si quiere prosperar, antes de 10 días. Y es que ese es el plazo legal para convocar el pleno de investidura para el nuevo alcalde y en esa sesión -al menos a día de hoy- el exalcalde García todavía tiene opciones.

De momento la dirección provincial del PSOE no ha comunicado ni apertura de expediente ni expulsión, pese a que García firmó un acuerdo con el Partido Popular y ello quebrantaría de facto los códigos de la formación socialista. En la permanencia de García bajo las siglas del puño y de la rosa está la clave para su regreso a una Alcaldía que ostentó durante décadas. Si no existe un acuerdo entre BNG y los tres socialistas que rompieron con su exlíder García podrá ser alcalde con dos concejales al ser el candidato de la lista más votada en los comicios del año pasado.

De hecho el silencio de la dirección provincial del PSOE respecto de todo lo acontecido en Catoira en las últimas semanas deja una puerta abierta, y no solo entornada, a García para su retorno. La duda es en qué posición quedarían ahora los tres socialistas que rompieron con él y que anunciaron un diálogo con un BNG que parece dispuesto a negociar nombres de entre esos tres del PSOE para ocupar la Alcaldía en coalición. ¿Volverían estos tres concejales al equipo de García si es alcalde? Las dudas siguen en el aire y todavía hay juego hasta la investidura. l

Comentarios