lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

STAC confirma también su interés por ubicarse en el nuevo polígono de Cesures

La superficie que ocupan las instalaciones de la antigua Cedonosa en Catoira es de 40.000 metros cuadrados

La firma metalúrgica STAC ha confirmado también su interés por instalarse en el futuro polígono industrial de Pontecesures, después de conocerse que había comprado el terreno y las naves de la antigua factoría de Cedonosa, en Catoira. La expansión hacia Pontecesures la contempla la empresa dentro de su idea de seguir ampliando instalaciones de cara a “dar respuesta al incremento de producción de su división de herrajes y accesorios”. Un polígono que nace con posiciones encontradas y cuyo proyecto acaba de salir a exposición pública.

Y es que la propia empresa confirma que su idea es permanecer lo más próxima posible a su sede corporativa, de ahí que las instalaciones de Cedonosa en Catoira hayan sido un punto prioritario a la hora de hacerse con ellas. Con su adquisición la firma podrá no solo conservar su plantilla actual –conformada por más de 600 empleados– sino también generar empleo y “mantener las sinergias con las empresas locales que actualmente les prestan servicio”. De hecho Catoira es un municipio geográficamente estratégico teniendo en cuenta su proximidad tanto a la comarca de O Salnés como a la de O Barbanza. Además ahora para acceder a la parcela de Cedonosa hay un vial propio, que permitirá que el tráfico pesado no tenga que circular por el centro de la localidad como ocurría hace años.



Estudios técnicos


Desde la firma metalúrgica explican que los siguientes pasos para poner en marcha la actividad en Catoira es realizar los estudios geotécnicos necesarios, la reevaluación de los inmuebles y el reacondicionamiento de las naves. Trabajos –exponen– que se van a coordinar desde el departamento de ingeniería de la propia empresa padronesa. La idea es –también en un corto período de tiempo– presentar el proyecto que se tiene para la zona, qué línea de productos se van a realizar en las naves de Catoira y también cuántos puestos de trabajo directos e indirectos se van a generar.

Lo cierto es que el desembarco de STAC en la antigua Cedonosa es una noticia positiva desde el punto de vista económico para la Ría de Arousa, teniendo en cuenta que la factoría de gres cerró sus puertas en el año 2009 dejando a una plantilla de más de 80 trabajadores en la calle.


La empresa destaca la ubicación estratégica de Catoira para seguir creciendo en la comarca arousana 



Desde aquel momento las naves han agonizado estando a día de hoy en un estado claramente ruinoso y la vegetación ha invadido un espacio que tiene cuatro hectáreas de superficie en total.

Cabe recordar que fue en el año 2017 cuando la firma Urbain Lider adquiría los terrenos por tan solo 300.000 euros asumiendo también parte de la deuda millonaria que tenía la firma. Una cuantía que quedaba muy lejos de los más de siete millones que llegaron a pedirse por estos terrenos hace más de una década.

STAC es una empresa participada por el Grupo Cortizo, que factura actualmente más de 150 millones de euros y que vende en más de 70 países con delegaciones en Marruecos, Polonia, México y Estados Unidos. Ahora se expandirá hacia Catoira y, seguramente, hacia Pontecesures. 

STAC confirma también su interés por ubicarse en el nuevo polígono de Cesures

Te puede interesar