domingo 05.07.2020

Alfonso Gallego | “Unos resultados malos señalan que algo se hizo mal y detectarlo es bueno para poder mejorar”

Su nombre es Alfonso González Gallego, pero todos lo conocen como Alfonso Gallego desde que jugó con el Arosa. Su pasado deportivo en el equipo de la ciudad lo defiende con orgullo y la estrategia futbolística la traslada ahora al terreno político.

El nuevo presidente local del PP de Vilagarcía, Alfonso Gallego, durante la entrevista | g. salgado
El nuevo presidente local del PP de Vilagarcía, Alfonso Gallego, durante la entrevista | g. salgado

Su nombre es Alfonso González Gallego, pero todos lo conocen como Alfonso Gallego desde que jugó con el Arosa. Su pasado deportivo en el equipo de la ciudad lo defiende con orgullo y la estrategia futbolística la traslada ahora al terreno político. Defiende al partido por encima de los personalismos y que tras un líder siempre tiene que haber un buen equipo. En su currículum figuran quince años como director comercial de la Autoridade Portuaria y la presidencia de la Cruz Roja de O Salnés. Volver a ilusionar a la masa conservadora en Vilagarcía es su primer reto tras coger las llaves de la sede popular de la calle Castelao.


Estaba en las quinielas desde hace meses. ¿Le costó mucho dar el paso?
A ver, salir de tu zona de confort siempre cuesta, pero al final yo creo que en la vida también hay que ser un poco valiente y salir de esa zona. Sobre todo si es para un tema de servicio público y para intentar mejorar tu ciudad. Yo creo que así, pues cuesta menos dar el paso. Yo me decidí porque había gente que me lo pedía, gente de la calle y a mayores también cuento con el respaldo de mi familia y de mis amigos.

Es una decisión importante teniendo en cuenta que no tiene experiencia en el mundo de la política...
Claro, es tomar una decisión que afecta también a tu día a día y a tu familia. Sin embargo al final si encuentras un equipo bueno con el que estás a gusto trabajando, eso te facilita mucho el trabajo y las cosas. Yo tanto en la Autoridade Portuaria como en la Cruz Roja estoy rodeado de gente muy buena y que sabe trabajar en equipo. Eso es lo que tengo pensado también aquí, tener un buen equipo.

¿Con qué idea arranca en este nuevo proyecto?
Yo la idea la tengo clarísima. La idea en estos momentos, y es algo prioritario para mí, es la de crear unas buenas bases, unos buenos cimientos y no pensar en empezar la casa por el tejado. Yo del deporte aprendí muchas cosas y una de ellas es que el trabajo en equipo es fundamental. Cuento con un equipo renovado con gente nueva, otros que ya estaban y otros que se irán incorporando, pero sobre todo lo que quiero es un equipo unido y que reme en la misma dirección.

Ahora que ha cogido las riendas del PP vilagarciano... ¿Cómo está el partido por dentro?
Pues la verdad es que el partido por dentro me lo encontré como esperaba. Yo había hecho mi propio diagnóstico de la evolución que hubo desde las últimas elecciones municipales, lo que pasó después en las autonómicas y también en las nacionales. Cuando hay unos resultados que fueron los no esperados es que algo pasa, es que algo no se estaba haciendo bien. Y que se diga que algo no se está haciendo bien no es nada malo, sino que es algo que tú has detectado y es bueno que lo hayas detectado porque son cosas que hay que mejorar.

¿Ha tenido conversaciones con miembros de IVIL? ¿Hay buena sintonía?
Pues yo tuve una conversación muy buena con José Luis Rivera Mallo. Yo soy una persona bastante conciliadora y desde el buen sentido no lo veo como una amenaza, sino con el respeto de una persona que fue alcalde de Vilagarcía y presidente de la Autoridade Portuaria. Para mí sentarme a hablar con él siempre es enriquecedor. Yo lo que busco es que gente que en IVIL siga teniendo un poco de sentimiento del Partido Popular pues vuelva a votar al PP. Eso es lo que voy a intentar porque por encima de las personas siempre está el partido.

¿Qué criterio ha tenido en cuenta a la hora de elegir al equipo que lo acompaña?
Pues intenté combinar un poco de todo, con gente con experiencia y rodearme a mayores de gente nueva que es de mi máxima confianza. Yo lo extrapolo nuevamente al mundo del fútbol. En el fútbol tiene que haber alguien que sea como más la estrella, un líder, pero también juegan un papel importante los que no están de titulares y tienen que jugar algunos partidos, también los más veteranos y los más jóvenes en la cantera... Al final lo que tienes es que buscar un equilibrio para configurar las diferentes áreas de trabajo y cubrir un poco todos los sectores que llevan la vida política municipal. Eso es lo que estoy intentando. Desde luego todos los que quieran sumar serán recibidos con los brazos abiertos, porque cuantos más tiremos en la misma dirección más alto llegaremos.

¿Le costó mucho convencerlos?
Con la gente que me dijo que sí pues la verdad es que no tuve que echar mucho tiempo y yo soy consciente de que es un paso importante. Yo siempre tengo un pequeño discurso de que por la vida hay que pasar dejando huella un poco de que has estado aquí y una de las cosas bonitas que puedes hacer es hacer algo por tu ciudad. El comité ejecutivo es el órgano más importante del partido, pero de cara al ciudadano y a la opinión pública tú le preguntas a cualquiera quién estaba en ese órgano anteriormente y no lo sabe. Con quien se queda la gente es con los que van en las listas por eso a la hora de convencerlos esa es una baza importante también, que al final es un trabajo en el que pocas veces vas a estar expuesto, es más un trabajo interno de equipo.

Hablaba hace unos días en una entrevista para este periódico Tomás Fole de que su idea a partir de ahora no era estar ni enfrente ni detrás de ti, sino caminar a su lado y hacia adelante. ¿Va a contar con él?
Yo creo que ha sido un congreso modélico, ejemplar en el traspaso de poder de una presidencia a otra. Yo voy a tener en cuenta tanto a Tomás Fole como a Marta Rodríguez que son, a día de hoy, las figuras más representativas del PP vilagarciano en el ámbito político. Los dos son miembros natos del Comité Ejecutivo y todas sus aportaciones serán bien recibidas, por supuesto.

¿Cómo va a ser su relación y su modo de trabajo con el actual grupo municipal? ¿Empezará a ir a los plenos para ir tomando contacto?
Con el grupo municipal quiero mantener varias reuniones para que me vayan poniendo al día de los puntos más calientes en el ámbito municipal. Intento ser una esponja, pero no lo soy (risas). Poco a poco me iré introduciendo en el mundo municipal. Yo creo que lo más importante es una buena base para estar bien preparados y para cuando tengamos que salir a competir pues que no venga una ráfaga de viento y nos caigamos, que seamos sólidos. Quiero hacer un pequeño plan estratégico de en donde estuvimos, en donde estamos ahora y a donde queremos llegar. Eso también es fundamental para marcar la línea a seguir de este equipo, no ir dando bandazos de un lado a otro.

Tradicionalmente en el Partido Popular el que es presidente local de la formación también es candidato a la Alcaldía bajo esas mismas siglas. ¿Es algo que ya tiene pensado?
Es algo que está encima de la mesa pero de momento, como ya dije en otras ocasiones, me preocupa más tener un equipo ilusionado, motivado, unido y que trabaje por el partido. Al final el partido está por encima de cualquiera de los que estamos ahí trabajando. Una vez que tengamos a la gente ilusionada podemos ir sumando apoyos y ello implica que haya más personas lanzando mensajes positivos. En Vilagarcía funciona mucho el boca a boca y quién mejor que tu propio equipo para hacer una buena publicidad tuya. Eso sí, si los tienes contentos e ilusionados y ese es mi objetivo. Antes de pensar en metas mayores me planteo metas cortas y tener equipo. Es cierto que yo soy la cabeza visible con todas las consecuencias. Soy el que lidero el proyecto, pero ningún líder llega a ningún lado sin equipo.

¿Cómo ve Vilagarcía actualmente y cual es el proyecto que tiene en mente?
Mi visión personal la tengo muy clara. Yo creo que Vilagarcía tiene un puerto de interés general del que deberíamos estar todos muy orgullosos porque es el principal motor económico de la ciudad. A nivel industrial tendríamos que tirar más del Puerto para intentar que vengan más empresas. A mayores tenemos una estación de tren que tendremos que pelear para que nos conecte directamente con Madrid y en eso no podemos quedarnos en un segundo plano. Estamos a veinte minutos de Santiago de Compostela donde cada año se baten records en llegada de peregrinos. Y como no, tenemos algo tan magnífico que estoy seguro de que cualquier ayuntamiento de la Ría de Arousa pagaría por tener una playa que se llamase “de Compostela”. Y nosotros la tenemos, pero como todo en la vida eso hay que venderlo y promocionarlo. Yo creo que en el tema del turismo cualquier pueblo de la Ría de Arousa nos ha comido terreno a Vilagarcía: Cambados, Sanxenxo, O Grove, Ribeira... pero nunca es tarde para recuperarlo. Ese enfoque turístico se vería muy beneficiado el pequeño comercio y el sector hostelero.

¿Cómo es su relación con Alberto Varela?
Es buena. Yo a Alberto lo conozco desde hace muchos años y ahora desde que es alcalde pues tengo una relación con él por el proyecto que tenemos en la Cruz Roja. Hablé varias veces con él y el trato siempre ha sido exquisito.

¿Cómo valora estos dos años del PSOE al frente de la Alcaldía?
Yo estoy recién llegado, pero sinceramente pienso que no lo están haciendo mal, pero creo que tampoco están profundizando en temas más complicados, como puede ser la conexión del tren directo a Madrid. Al final esto no está saliendo porque Abel Caballero está peleando para que los de Vigo no tengan que ir hasta Santiago y al final los que salimos perjudicados somos los de Vilagarcía y Pontevedra. Eso no puede ser. Eso hay que intentar evitarlo para que Vilagarcía esté por encima de todas esas cuestiones.

Comentaba que el Puerto es una entidad muy importante para Vilagarcía, pero lo cierto es que las relaciones con el Concello no parecen pasar por su mejor momento. ¿Cree que esta situación puede perjudicar a proyectos que puedan sacarse adelante en conjunto?
Yo espero que no, es cierto que yo conozco mucho más a mi presidenta que a Alberto Varela en lo que es el trato personal y es una persona muy dialogante y muy buena gestora, pero yo creo que hay que poner por las dos partes. No es ir allí a delante del edificio de la Comandancia a hacerse una foto y hacer una rueda de prensa. Desde luego yo creo que ese no es el mejor detalle o el mejor respeto institucional. De todos modos siempre hubo una buena relación entre el Puerto y la ciudad y yo creo que deben ir de la mano. Si van de la mano nos beneficiamos absolutamente todos. Si crece el Puerto también crece Vilagarcía.

Hay temas enquistados como el proyecto de O Ramal o la polémica con el edificio de la Comandancia... Parece que se buscan cuestiones totalmente distintas...
Yo creo que hablando se entiende la gente y que por encima tiene que estar siempre el interés de Vilagarcía. Yo estoy totalmente convencido de que saldrá beneficiado tanto el Puerto como la ciudad. Al final llevan más de cien años caminando juntos y por lo tanto tenemos que beneficiarnos todos. Yo viví en 15 años todas las combinaciones posibles de gobierno en un lado y siempre hubo colaboración. Eso sí, tiene que ser siempre dentro de un absoluto respeto institucional.

Comentarios