miércoles 24.07.2019

Andrés Calamaro despliega todo su rock esta noche en el PortAmérica

El  autor de grandes éxitos como “Flaca” o “Estadio Azteca” actuará a partir de las 23 horas en A Carballeira caldense

Rozalén hizo gala de empatía con el público en el concierto de la jornada inaugural del PortAmérica | mónica ferreirós
Rozalén hizo gala de empatía con el público en el concierto de la jornada inaugural del PortAmérica | mónica ferreirós

El gran broche final al PortAmérica de Caldas lo pondrá uno de los compositores que ostenta algunos de los récords de ventas a ambos lados del Atlántico. Andrés Calamaro estará en A Carballeira a partir de las 23 horas para desplegar todo su rock y deleitar al público con letras que no caducan.

Autor de temas como “Flaca”, “Estadio Azteca”, “El Salmón”, “Paloma” o “Crímenes perfectos” el compositor argentino llega a Caldas en uno de los momentos más polémicos de su carrera por sus declaraciones políticas.

Pero en el aspecto artístico cuenta Calamaro con una gran trayectoria a sus espaldas. Con 21 años funda Los abuelos de la Nada junto a Miguel Abuelo, al que le dedicó, tras su fallecimiento, una de sus letras más emotivas. Con esta banda logra un éxito brutal en Argentina pero sería con “Los Rodríguez”, con Ariel Rot y Julián Infante cuando lograría unir musicalmente las dos orillas del Atlántico con temas como “Hace calor” o “Dulce condena”..

Un éxito que Calamaro supo conservar ya en solitario con discos como “Alta suciedad”, con el que lograría medio millón de ventas, “Honestidad Brutal”, al que la revista Rolling Stone puso en 2010 en el tercer puesto de los 50 mejores de rock en español, o “El Salmón”.

Emotiva Rozalén
Calamaro llega tras otro de los platos fuertes, Madness, a un Portamérica que ya se ha consolidado en la villa termal y que está aquí para quedarse y que se inauguró con una primera jornada que tuvo como plato fuerte a Rozalén. La artista de Albacete arrastró hasta el festival a familias enteras, madres y padres con hijas adolescentes y a una legión de seguidores incondicionales. Torear en el escenario de A Carballeira no es fácil y solo las voces más potentes salen airosas en el directo. Rozalén lo hizo con creces. Derrochó gracia y empatía con el público. “Yo sé que en los festivales no se debe hablar mucho, pero yo creo que a veces es necesario”, señaló. 

Y vaya si fue necesario. Rozalén repasó los temas más emblemáticos de su repertorio e hizo un emocionante alegato a la memoria histórica con la canción “Justo”, dedicada a uno de sus familiares represaliados durante la Guerra Civil. “Yo tuve la suerte de encontrar sus restos en una fosa común. Creo que todos debemos tener ese derecho. Que no son huesos para ser olvidados”, apuntó ante el aplauso y los vítores del público. 

La albaceteña se sorprendió de un escenario “del que me habían hablado mucho y muy bien, pero que en directo gana” y repasó canciones que se han convertido, sin ella pretenderlo, en himnos. En los bises, de hecho, entonó “La puerta violeta”, todo un emblema de la lucha feminista y animó a todos los presentes, a ellos y a ellas, a la “revolución de las mujeres”. “Girasoles” fue el último tema que entonó para dar paso a “La Casa Azul”, que con su ansia de “Revolución Sexual” hizo botar a todos los presentes.

Comentarios