lunes 01.06.2020

Las áreas sanitarias arousanas registran un descenso de ingresos

En el Hospital se extreman aún más las medidas de protección | M. FERREIRÓS
En el Hospital se extreman aún más las medidas de protección | M. FERREIRÓS

Las áreas sanitarias de Pontevedra- O Salnés y Santiago-O Barbanza registraron ayer un nuevo descenso en la actividad hospitalaria. Lo que no se produjo en el sur arousano es el descenso de casos que se dio en la jornada inmediatamente anterior, pero la evolución sigue siendo positiva.

El dato negativo lo ponen los cuatro fallecimientos que se produjeron, el de un hombre de 59 años de edad que murió en el Hospital Domínguez y tenía patologías previas, al igual que otros tres en el área compostelana-barbsnzana, donde murieron  dos pacientes de 82 y 84 años de edad, que se encontraban ingresados en el CHUS, y otro varón de 90 años que estaba hospitalizado en el Policlínico La Rosaleda, todos ellos tras ser diagnosticados de Covid-19.

Son 470 los positivos que permanecen activos en el área de O Salnés- Pontevedra, de los cuales 59 están ingresados, lo que indica que los hospitales están más descongestionados al tener diez pacientes menos que en el día anterior.

Seis de ellos se encuentran en el Hospital do Salnés, que registra así un descenso de dos pacientes con respecto a la jornada inmediatamente anterior. La mayor parte de los ingresos se encuentran en planta y 13 están en la UCI de Montecelo, que registra así un leve descenso de un paciente con respecto al miércoles.

Los centros hospitalarios del área Pontevedra- O Salnés prescribieron ya un total de 97 altas, 16 más en las últimas 24 horas. Eso sí, en cuanto a los casos activos se registró un ligero repunte de diez positivos más con respecto a la jornada del miércoles, en la que por primera vez bajaron las cifras totales y que fue la más positiva desde que se inició la crisis sanitaria por el Covid-19.

En el caso de la zona norte de Arousa, circunscrita al área sanitaria Santiago-O Barbanza, el número de casos activos es de 939, de los cuales 170 están hospitalizados, cinco de ellos en el Hospital do Barbanza.

Las cifras de ingresos bajaron en 22 con respecto a la jornada inmediatamente anterior. La mayor parte de los hospitalizados se encuentran en planta, salvo veinte que están en la UCI del CHUS, donde ayer se registró el fallecimiento de un octogenario.

Desde que se puso en marcha el plan de contingencia por el coronavirus, en el área sanitaria Santiago- Barbanza se prescribieron 136 altas hospitalarias, quince de ellas durante la jornada de ayer y ya se acumulan 158 altas domiciliarias. Además, hay 18 positivos más que el miércoles y se realizaron un total de 6.078 pruebas.

Refuerzo del turismo

Una de las consecuencias económicas del Covid-19 es la brutal caída del turismo que se espera y que ya se dejó notar con la pérdida total de la Semana Santa. En Pontevedra, muy vinculada al sector servicios, la Diputación prepara un plan para “reforzar a nosa marca de destino”, asegura la presidenta de organismo, Carmela Silva, que incide en que la provincia “temos todo o que a xente vai demandar”. l

Comentarios