lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Arousa reivindica la igualdad real y llama a luchar para “vencer o terror do patriarcado”

El acto con más seguimiento fue la manifestación feminista de Vilagarcía, que empezó y terminó en la Praza de Galicia | gonzalo salgado

Lecturas de manifiestos, concentraciones, manifestaciones y un sinfín de actividades. El 8 de marzo no fue este año una jornada de huelga, pero sí de reivindicación de los derechos de la mujer con la palabra feminismo como bandera. Todos los ayuntamientos de la Ría de Arousa -sin excepción- se unieron a la conmemoración del Día da Muller poniendo en el punto de mira cuestiones como la precariedad laboral, la falta de conciliación, el protagonismo casi exclusivo de las mujeres en los cuidados o las agresiones sexuales que siguen sufriendo ellas por el hecho de ser mujer. En los manifiestos leídos -de índole fundamentalmente institucional- se hizo referencia a la situación de Ucrania y al hecho de que, en una guerra, las mujeres sufren violaciones, abusos y el peso de tener que cuidar a sus hijos solas como refugiadas. También a cuestiones que llevan en la agenda feminista años, pero que siguen ocupando titulares. La parte más institucional de la jornada se vivió a las puertas de los concellos a las doce del mediodía. También en la Diputación de Pontevedra se volcaron con el 8-M con un acto reivindicando la consecución de la “axenda da paridade”. Insistieron en que “ogallá sexamos máis conscientes ca nunca de que o momento para mudar as cousas é agora. Feminismo ou barbarie”. En el ámbito más educativo, el que hace hincapié en la importancia de fomentar la igualdad desde la edad más temprana, pudieron verse acciones varias, desde el IES Castro Alobre de Vilagarcía al IES Francisco Asorey de Cambados, pasando por escuelas infantiles como la de A Lomba en la capital arousana o la de O Tombo en Sanxenxo. Actos simbólicos como teñir las rejas de los centros con lazos lilas o plantar la “semente da igualdade” fueron algunos de los eventos de una jornada reivindicativa que empezó de mañana, pero que dejó la traca final para la tarde con discursos que pusieron el acento sobre luchas más concretas.

De hecho fueron los colectivos feministas los que organizaron concentraciones, marchas y manifestaciones. En Vilanova la asociación Féminas en Acción organizó un acto en el que leyeron manifiesto, también poemas y desplegaron un gran lazo violeta. Por su parte en Vilagarcía las feministas organizaron una manifestación que recorrió las principales calles de la localidad y que terminó en la Praza de Galicia con la lectura tradicional del manifiesto. Al otro lado de la Ría, en O Barbanza, hubo un homenaje en Ribeira y actos también en centros educativos. Las reivindicaciones del que muchos ya llaman Mes de la Mujer no terminan en el 8-M. De hecho ya hay programación pensada para todo marzo. 

Arousa reivindica la igualdad real y llama a luchar para “vencer o terror do patriarcado”

Te puede interesar