• Miércoles, 17 de Octubre de 2018

La asamblea prolonga un mes más la agonía del Liceo y pide un inventario

La asamblea de socios del Liceo Casino decidió prolongar un mes más la agonía. La única decisión que se adoptó en la reunión fue anularla. Los allí presentes acordaron volver a encontrarse

La asamblea prolonga un mes más la agonía del Liceo y pide un inventario
Los socios están emplazados a una nueva asamblea dentro de un mes para determinar de forma definitiva el futuro del Liceo Casino de Vilagarcía | Gonzalo Salgado
Los socios están emplazados a una nueva asamblea dentro de un mes para determinar de forma definitiva el futuro del Liceo Casino de Vilagarcía | Gonzalo Salgado

La asamblea de socios del Liceo Casino decidió prolongar un mes más la agonía. La única decisión que se adoptó en la reunión fue anularla. Los allí presentes acordaron volver a encontrarse dentro de un mes pero, eso sí, demandaron antes un orden del día “más claro” y también más información. El presidente ya dimitido, Antonio Castro, acordó entregarles diversa documentación, como un inventario de bienes relacionados con el Club de Mar.
Aunque eran poco más que una veintena las personas que acudieron a la sede de Castelao, lo cierto es que la cifra es bastante superior a la que se dio en asambleas anteriores pero, eso sí, insuficiente para algunos de los presentes que defendieron que, si el orden del día hubiese incluido la liquidación, habría asistido un mayor número de socios. La única decisión que se tomó ayer fue rechazar el acta de la asamblea anterior aunque por un solo voto, ya que el resto de asistentes no levantaron la mano ni en un sentido ni en el contrario.
En este momento, la entidad cuenta con poco más de 125 miembros, ya que el goteo ha sido constante en los últimos años y se agravó tras la última asamblea, en la que se inició el proceso para disolver la sociedad con la marcha de toda la junta directiva.

Embarcaciones
Antonio Castro dio ayer la cara junto al secretario, Darío Tiago, con la intención de colaborar en la disolución de la centenaria entidad. Sin embargo, como ya sucediera en anteriores reuniones, las acusaciones y reproches coparon la mayor parte del debate. Lo cierto es que Castro ya no es presidente y ahora son los socios los que tienen que tomar una decisión: Si seguir con un nuevo equipo, o crear una junta para liquidar la entidad. Una cuestión que algunos no parecen tener nada clara y, por ello, reclaman más documentación. Entre otras cosas, pidieron un inventario de los bienes asociados a la actividad náutica, como las piraguas, que fueron cedidas a Deportnautic; el crucero, que se vendió para pagar la deuda con un monitor y que, una de las socias, dijo que era propiedad de la Diputación; o los coches que, según apuntó Castro, fueron embargados por la Seguridad Social. La asamblea reclamó un inventario detallado y Castro aseguró que será facilitado, junto con otra documentación como el balance económico, diez días antes de la siguiente asamblea, que los socios acordaron que se celebraría el viernes 13 de julio. En estos momentos, el Liceo Casino tiene una deuda de 506.000 euros y el último balance económico arrojó pérdidas de 98.937 euros. Entre los acreedores, se encuentran los exempleados de la entidad. Los socios insistieron en que en la próxima asamblea debe estar presente el administrador judicial nombrado para la deuda con Fogasa.