martes 27/10/20

La asistencia telefónica provoca largas colas en los centros de salud en el primer día de la vacuna contra la gripe

La solicitud de cita se complica en plena pandemia para una campaña que se extiende hasta finales de año
Dia Mundial del Cancer de Mama Metastasico_Cambados
La estampa en San Roque se repitió durante toda la mañana de ayer | JOSÉ LUIZ OUBIÑA

El primer día de la campaña de vacunación antigripal se saldó con largas colas a las puertas de los centros de salud arousanos. El de San Roque, en Vilagarcía, y el de Baltar, en Sanxenxo, registraron esperas de hasta media hora para la solicitud de cita.

La atención telefónica en plena pandemia de coronavirus ha complicado una campaña que, precisamente, se hace más necesaria que nunca. En este mensaje inciden desde la Consellería de Sanidade, pero la solicitud de cita para la vacuna obliga, en la mayor parte de los casos, a desplazarse al centro de salud, ya que las líneas de teléfono están saturadas.

Las largas colas en el centro de San Roque son habituales desde el fin de la cuarentena, pero ayer se agravaron con motivo del inicio de la campaña antigripal, que se extenderá hasta finales de año.

La estampa se repitió en Sanxenxo, donde Somos mostró su rotundo rechazo a la política sanitaria de la Xunta, especialmente en Atención Primaria. “A xestión dos centros de saúde está sendo penosa, incluso para algo tan básico como a cita para pór unha vacina, que antes se solicitaba mediante a aplicación do Sergas. Agora hai que solicitala por teléfono ou de forma presencial”, lamenta Mary Camiña, portavoz de la formación, que se pregunta qué sucederá en invierno y “onde nos resgardaremos”.

Un fallecido

En cuanto a los casos de coronavirus, el área sanitaria de Santiago- O Barbanza muestra un importante incremento de hospitalizaciones. Hay 33 pacientes ingresados, cinco más que el lunes y, de estos, siete se encuentran en la Unidad de Cuidados Intensivos del Clínico de Santiago. En este hospital se encontraba un hombre de 82 años, con patologías previas, que falleció durante la tarde de ayer. También repuntan los casos activos, aunque levemente, en tres, tras superar la enfermedad 31 personas y registrarse 34 nuevos contagios.

En cuanto al área de Pontevedra- O Salnés, la situación es mejor, con casos activos a la baja. Son 469 en total, 42 menos que en la jornada anterior, gracias a que se curaron 66 pacientes frente a los 24 nuevos contagios. La mayor parte de los contagiados se encuentra en su casa, pero 12 pacientes están ingresados, dos de ellos en el Hospital do Salnés, y cuatro se encuentran en la UCI, uno menos que durante la jornada del lunes.

Los concellos con restricciones se mantienen en cifras similares, con sendos repuntes de dos casos en Vilagarcía (43) y en Vilanova (19). En Cambados, donde se originó el brote, los casos activos bajan en dos, situándose en 22. l

Comentarios