lunes 28/9/20

Un atasco en el alcantarillado origina un vertido de fecales en un garaje

Un atasco en el alcantarillado provocó en la madrugada de ayer un reventón en las tuberías de los números 5 y 6 de la Praza Estación, produciendo un vertido de aguas fecales en el garaje y obligando a algunos propietarios a sacar sus vehículos

Vistas de arquetas de la red de alcantarillado municipal de Vilagarcía | gonzalo salgado
Vistas de arquetas de la red de alcantarillado municipal de Vilagarcía | gonzalo salgado

Un atasco en el alcantarillado provocó en la madrugada de ayer un reventón en las tuberías de los números 5 y 6 de la Praza Estación, produciendo un vertido de aguas fecales en el garaje y obligando a algunos propietarios a sacar sus vehículos a la calle. Algunos residentes mostraron su indignación porque el origen parece estar en una obstrucción de la red municipal por culpa de las toallitas, pues se encontraron la arqueta principal rebosando estos materiales, que no son biodegradables.


El incidente se produjo sobre la medianoche y en un principio los afectados pensaron que podría tratarse de un problema de las cañerías del edificio. De hecho, alertaron a su aseguradora que revisó el sistema junto a efectivos de Emerxencias e Protección Civil, descubriendo que había una obstrucción en la red de saneamiento municipal. De hecho, se alertó a la empresa concesionaria del mantenimiento, que envió al camión de succión durante la mañana para solucionar el atasco.


Hasta entonces, los vecinos tuvieron que convivir con olores insoportables y ayer por la tarde aún esperaban a que su compañía procediese a la limpieza del garaje. Las aguas fecales cayeron sobre algunos turismos y tres o cuatro propietarios tuvieron que sacarlos a la calle, mientras que otros siete u ocho los movieron de plaza para evitarlas. Además, los residentes se abstuvieron de utilizar sus aseos durante la noche para no agravar la avería.


La pesadilla de los concellos
Consideran algunos afectados que detrás hay un problema con el mantenimiento de la red municipal porque no comprenden cómo es posible que se haya llegado a acumular semejante cantidad de toallitas en el sistema. Y es que aseguraron que cuando abrieron la arqueta principal estaba llena de estos materiales que tantos quebraderos de cabeza están dando a las administraciones locales de todo el país. Y es que, no solo es un problema de Vilagarcía. La conducta incívica de algunos usuarios que tiran estos materiales, que no son biodegradables, por la taza del aseo provoca reventones como estos y averías millonarias en depuradoras y bombeos. De hecho, son muchos los concellos que han iniciado campañas para concienciar a la ciudadanía de que las arrojen al contenedor de basura. En O Salnés están algunos como A Illa de Arousa o Valga.

Comentarios