domingo 21.07.2019

Una avería en As Carolinas deja sin agua durante horas a miles de vecinos

En zonas como San Roque o Cornazo se quedaron sin servicio, mientras en otras notaron la bajada de presión

Imagen de archivo de operarios de Espina y Delfín reparando una avería
Imagen de archivo de operarios de Espina y Delfín reparando una avería

Una avería registrada en la red geenral de As Carolinas dejó sin agua durante horas a miles de vecinos de varias zonas. Algunos afectados, como un residente en Cornazo, dieron aviso de la incidencia a las seis y media de la mañana. 

Cea, Cornazo, pero también Trabanca Badiña, As Carolinas y Doutor Tourón fueron algunas de las zonas que recibieron más quejas por parte de los vecinos. En estas zonas fueron muchos los que se quedaron directamente sin servicios. En otras como San Roque, Juan Carlos I, As Pistas o a escasos metros de la Casa Consistorial, en Praza Ravella, los grifos salían con menos presión.

La indignación era palpable sobre todo en las inmediaciones de Doutor Tourón, donde los vecinos sufrieron en los últimos meses cíclicas roturas de tubería. Por ello, y pese a que Ravella solventó las continuas roturas mediante una obra para meter nuevos tubos entre los viejos, no fueron pocos los que pensaron que se había producido una nueva rotura en la zona. No fue así. La avería se localizó en As Carolinas, en el tubo que trae agua desde la depuradora de Trabanca y que posteriormente se redistribuye por la red secundaria, por ello afectó a toda la zona urbana, según explican desde el Concello.

De forma gradual
La empresa concesionaria del servicio de abastecimiento de agua, Espina y Delfín, fue la encargada de solventar la incidencia. La avería se detectó a las siete de la mañana y el abastecimiento de agua se restableció de forma gradual, según indican fuentes municipales.

Para garantizar el suministro, la concesionaria abrió la captación de agua a través de la Mancomunidade, que normalmente está cerrada ya que Vilagarcía se abastece habitualmente desde la captación del Umia en Baión y, residualmente, desde el embalse de O Con, en ambos casos usando el colector de As Carolinas. Por ello, no sufrieron las consecuencias de esta avería aquellas zonas que se abastecen desde los manantiales de Lobeira.

Las previsiones de Espina y Delfín pasaban por tener resuelta la incidencia sobre las cuatro de la tarde. Los trabajos fueron costosos, ya que comenzaron desde que se dio aviso de la avería, a primera hora de la mañana. Fueron muchos los vecinos que llamaron a la centralita de la concesionaria, que en algunos momentos de la jornada estuvo colapsada.

Comentarios