miércoles 20/1/21

“Baixaba a auga coma un río. Entrounos todo para o baixo e para o garaxe”

Los vecinos de Vilaxoán vivieron el paso de Elsa con el miedo de que el agua entrase en sus viviendas. La calle que baja de la guardería era un auténtico río de agua y lodo.
Imagen de la riada en la calle del lavadero, en Vilaxoán | FB
Imagen de la riada en la calle del lavadero, en Vilaxoán | FB

El paso del temporal Elsa por Vilagarcía recordó los duros momentos vividos en aquel invierno de 2006. Eso sí, sin el reguero de incidencias que en hace ya trece años sacudía a la capital arousana con resultados catastróficos. Aún así las fuertes precipitaciones caídas sobre todo a media tarde anegaron diferentes puntos de la localidad y ayer todavía se vivían algunas secuelas de los vientos que soplaron durante la noche. Las bolsas de agua todavía perduraron en la avenida Rosalía de Castro, que arrastra los desperfectos de una obra de asfaltado que no llegó a pulirse del todo. También hubo algún árbol caído y cables en zonas como Trabanca Sardiñeira.

En Vilaxoán también vivieron momentos de tensión durante la tarde-noche. Así lo cuentan los vecinos de la calle que baja justo del campo de fútbol del San Martín y que desemboca en el Intecmar. “Aquilo era criminal. Baixaba un río de auga e de lodo”, explican los afectados.

Y es que el paso de Elsa no fue el único que dejó secuelas en este punto de Vilagarcía. “Xa a semana pasada cando choveu moito tivemos este mesmo problema”, explican los afectados. Dicen que los problemas son “dende cando se fixo unha obra que non se acabou aí xunta o campo de fútbol deberon desviar o cauce do río e sempre acaba vindo toda a auga pola carretera”. A mayores, señalan, “as alcantarillas non dan máis de si e, claro, desbordan todo e éntrannos nos baixos e nos garaxes e queda todo isto perdido”.

Bajos inundados

Los vecinos manifiestan que “empezou a chover moi forte e a auga empezou a baixar e a entrar no garaxe. Entón foi cando dalí a pouco viñeron os de Protección Civil, porque estaban as arquetas que rebosaban e o lavadero xa non se vía de tanta auga que caeu”. Explican que “non é que fose porque estivese a marea alta, senón simplemente por chover. E logo imos estar así todo o inverno?”.

De hecho creen los afectados que habría que revisar el trazado del cauce del río o ver en qué medida se podría crear un sistema de desagüe que facilitase la evacuación de las pluviales en días de intensas lluvias como el de la jornada del miércoles. Y es que los inviernos en Galicia, tal y como está ocurriendo este año, “non son precisamente secos. Chover sempre chove”. l

Comentarios