Miércoles 19.12.2018

A Carballeira, escenario vintage con la VII edición de la Feira Tradicional de Caldas

A Carballeira regresó ayer a finales del siglo XIX y principios del XX. Labregos y “señoritas” de la ciudad, se dieron la mano en un escenario en el que lo “vintage” es la norma. Por ello, tanto el público como los colectivos que colaboraron colocando stands, acudieron vestidos de época.

A Carballeira regresó ayer a finales del siglo XIX y principios del XX. Labregos y “señoritas” de la ciudad, se dieron la mano en un escenario en el que lo “vintage” es la norma. Por ello, tanto el público como los colectivos que colaboraron colocando stands, acudieron vestidos de época.
Y como buen evento que se precie, sobre todo si evoca la tradición, la gastronomía fue protagonista. A lo largo de la jornada de ayer, se pudo degustar gratuitamente carne de caza, pero también hubo tiempo para preparar las recetas elaboradas allí mismo por los colectivos. Además, también hubo menú popular con pan de maíz, churrasco con patatas y roscón por doce euros.
Un estómago lleno para poder afrontar toda la actividad que se llevó a cabo durante la jornada de ayer, y que no hubo lluvia que frenase. Desde juegos populares hasta actividades infantiles, pasando por el baile obligado ante una oferta musical que iba desde los pasacalles de Fanfarria Furruxa, a los cantares de O Cego dos monifates, a cargo de la compañía de títeres Viravolta y al espectáculo Xoldra na eira, que se llevó a cabo a las siete de la tarde y en el que la Banda de Música Municipal y el grupo de gaitas de Forcarei se dieron la mano para amenizar la tarde. Por la noche, la música adquirió tintes folks a cargo de Tanto nos Ten y, posteriormente, Roi Casal, con su espectáculo “Son galego, son cubano”.
El evento está organizado por el Concello de Caldas, cuenta con el apoyo económico de la Diputación y con la colaboración imprescindible de las asociaciones parroquiales, encargadas de que en los stands no falte ni el más mínimo detalle. l

Comentarios