Lunes 10.12.2018

“Casti” acepta tres años de prisión por tráfico de drogas tras ser interceptado con 108 gramos de cocaína

La sección 4 de la Audiencia Provincial de Pontevedra condena, por conformidad, a Pablo Bouzas González por un delito de tráfico de drogas.

Pablo Bouzas, “Casti”, durante su paso a disposición judicial por una causa todavía pendiente | gonzalo salgado
Pablo Bouzas, “Casti”, durante su paso a disposición judicial por una causa todavía pendiente | gonzalo salgado

La sección 4 de la Audiencia Provincial de Pontevedra condena, por conformidad, a Pablo Bouzas González por un delito de tráfico de drogas. El auto considera probado que el vilaxoanés, más conocido como “Casti”, llevaba encima más de cien gramos de cocaína cuando fue interceptado, a bordo de una motocicleta, por la Policía.
Los agentes interceptaron además un total de 280 euros en metálico, distribuidos en un billete de cien euros, seis de veinte y seis de diez. La cocaína, que estaba distribuida en dos bolsas, tenía una riqueza del 83,7 por ciento y un valor en el mercado negro de los estupefacientes de 11.810,4 euros.

El auto también señala que en el momento de los hechos “Casti” era consumidor crónico de cocaína, por lo que cometió dicho delito “para financiar en parte su propio consumo”.
Bouzas González aceptó el relato de hechos aportado por el fiscal, que solicitó una condena de tres años de prisión por un delito de tráfico de drogas sobre sustancias que causan grave daño a la salud, así como una multa de doce mil euros. La sentencia, que es firme y contra la que no cabe recurso, acuerda el comiso de las sustancias estupefacientes y del dinero intervenido, a los que se dará destino legal.

Causa pendiente
Once meses después de estos hechos, Bouzas González fue detenido en el marco de la operación denominada Trote- Cartafol, llevada a cabo por la EDOA de la Guardia Civil y por la Udyco de la Policía Nacional. La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Vilagarcía ordenó su ingreso en prisión preventiva por considerarlo miembro de una organizació0n que presuntamente movía unas importantes cantidades de cocaína que se distribuían por Galicia y otros puntos del estado español, especialmente en Madrid. Junto a “Casti” fue detenido otro vilaxoanés, Roberto Loureiro, propietario de la moto en la que iba Bouzas cuando fue detenido en 2016.

La operación Trote- Cartafol fue una de las más importantes que se llevó a cabo durante el año pasado. Conllevó cinco detenciones y la aprehensión de casi cuatro kilos de cocaína, un kilo de corte, 10.000 euros en efectivo, un gran número de teléfonos móviles, dos vehículos de alta gama y dos motocicletas. En uno de los siete inmuebles que se registraron, situado en Vilanova, los agentes localizaron un laboratorio en el que se procedía a la adulteración de grandes cantidades de cocaína.

Los investigadores destacaron entonces la gran “peligrosidad” de los integrantes de la organización, a los que se les intervinieron un arma corta y un machete de grandes dimensiones. El operativo fue dirigido por el Juzgado número 1 de Vilagarcía y el fiscal antidroga de Pontevedra y todavía está pendiente de que se resuelva el juicio. Mientras tanto, uno de los detenidos, “Casti”, ingresará en prisión tras aceptar una condena de tres años por unos hechos que sucedieron un año antes de su último arresto y que alimentan aún más su historial.

Comentarios