jueves 26/11/20

CCOO denuncia “deplorables” condiciones de trabajo en la cocina de Divina Pastora

El sindicato dice que el personal tiene que asumir tareas que no le corresponden porque las bajas no se cubren
La residencia Divina Pastora es escenario de un conflicto laboral | g.s.
La residencia Divina Pastora es escenario de un conflicto laboral | g.s.

El sindicato Comisiones Obreras denuncia las “deplorables” condiciones de trabajo en la cocina de la residencia de ancianos Divina Pastora. Apuntan desde la Federación de Sanidade que los problemas comenzaron en marzo del año pasado, cuando una nueva empresa con sede en Asturias se hizo cargo del servicio de restauración y subrogó al personal.

El cambio de titularidad, apunta CCOO, “xa comezou mal” ya que, denuncian desde el sindicato, la primera medida fue prescindir de dos empleados. “No últrimo ano en medio continuaron os problemas, con xornadas laborais que superan cno moito o límite de corenta horas semanais e o incumprimento dos períodos de descanso e da súa distribución”, explican en un comunicado.

La situación “límite” provocó que hace una semana representantes de COCO se reunieron con el alcalde, Alberto Varela, para reclamar que trasladase a la dirección de la residencia y al patronato que preside las quejas de los trabajadores.

Además, CCOO anuncia que esta misma semana presentará una denuncia ante Inspección de Traballo.

Sobrecarga de trabajo

Y es que la plantilla de la cocina de la residencia soporta, apuntan desde el sindicato, “unha sobrecarga de traballo” motivada por la falta de personal y por la “non cobertura de baixas médicas”. Esto provoca, apuntan desde CCOO, que los empleados “deban asumir tarefas que en principio non lles corresponden, sexan de tipo burocrático ou de pedidos de material, tarefas de preparación de alimentos, cociñando, tarefas de limpeza e outras”.

La Federación apunta que estas “deplorables” condiciones repercuten en la salud de los trabajadores. En la actualidad, la plantilla está compuersta por un cocinero, un ayudante de cocina, una limpiadora y dos ayudantes de comedor que trabajan en dos turnos para un centro con algo más de un centenar de personas, entre residentes y religiosas.

Comentarios