Un centenar de arousanos encontraron un empleo durante el mes de agosto

La hostelería fue de nuevo el motor de la economía en los municipios de Arousa durante agosto, un mes que estuvo marcada por una intensa actividad por la llegada de turistas | aitana vidal

Pese a que no cabía ni un alfiler en las terrazas y a que los hoteles estuvieron al completo, las cifras del paro en Arousa no son tan espectaculares como cabría esperar. Apenas un centenar de vecinos encontraron empleo durante el mes pasado en los municipios

Pese a que no cabía ni un alfiler en las terrazas y a que los hoteles estuvieron al completo, las cifras del paro en Arousa no son tan espectaculares como cabría esperar. Apenas un centenar de vecinos encontraron empleo durante el mes pasado en los municipios bañados por la Ría de Arousa, muy lejos de los 531 que hicieron lo propio durante agosto de 2017. De nuevo, la hostelería y el comercio tiran de una balanza que tiene en la industria la otra cara de la moneda.
Por comarcas, O Barbanza pone la nota discordante, al crecer el desempleo en 18 personas. El incremento se debe, principalmente, a Boiro, que registró 59 nuevos inscritos en las listas del Sepe, frente a los 22 de Rianxo. En Ribeira fueron 42 los vecinos que encontraron trabajo y en A Pobra 21. En cuanto a la comarca de Ulla Umia, se crearon un total de treinta empleos, la mayor parte en Valga (12), seguida de Portas (10) y, ya más alejadas, Pontecesures (5), Catoira y Moraña (con tres cada uno) y Cuntis (1), mientras que Caldas destruyó cuatro puestos de trabajo.
Pero de nuevo vuelve a ser O Salnés la comarca a la cabeza de creación de empleo no solo en Arousa, sino en el conjunto de la provincia de Pontevedra. Y, por municipios, es Vilagarcía, con 57 nuevos empleos, la que lidera el ranking. Llama la atención que concellos tan turísticos como Sanxenxo no solo no creó empleo durante el mes pasado, sino que incluso destruyó siete, mientras que en O Grove se crearon 21 nuevos puestos, en Vilanova 12, en Ribadumia 10 y en Meaño 5. El resto de municipios destruyeron más empleos de los que crearon.
Comparativa interanual
En cualquier caso, la comparativa interanual muestra un progresivo descenso de los parados. El año pasado, por estas fechas, había 13.768 demandantes de empleo, mientras que en agosto de 2018 hay 12.167, lo que supone un descenso de 1.601. Por sectores, la hostelería y el comercio siguen siendo los que crean un mayor número de puestos de trabajo, lo cual por otra parte va ligado a la temporalidad y a la estacionalidad, dos características que preocupan a los sindicatos.
En O Barbanza destaca, como dato negativo, los 76 empleos que se destruyeron en la industria, mientras que en servicios se crearon 14. También en Caldas se redujeron en 17 los empleos en el sector secundario. En O Salnés, fueron cuarenta los empleos que se crearon en servicios. l